Becas públicas para investigación privada

Por

Investigadores y docentes de ocho universidades nacionales estatales denunciaron haber sido marginados sin razón fundada de una convocatoria oficial para la realización de un trabajo de investigación en el marco del programa Salud Investiga, a través del cual el exMinisterio de Salud de la Nación financia con hasta dos millones de pesos estudios de interés para el diseño de sus políticas públicas. Y más aun, dejaron planteadas sus suspicacias ya que de 25 trabajos seleccionados para la edición 2019 del programa, 8 –el 32% del total– fueron adjudicados al Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) que presidió Adolfo Rubinstein hasta su designación como ministro de Salud, en el que actualmente su hermano Fernando integra el staff directivo, lo que denotaría un manifiesto conflicto de intereses.

En su carácter de investigador responsable del proyecto titulado “Condiciones de elegibilidad de los Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de la provincia de Buenos Aires como ámbito de formación y desarrollo de los/las profesionales de la salud”,  Martin Silberman pidió la revisión de la evaluación, a la que le consideró “falta de validez, de idoneidad y por lo tanto injusta”.

Por Twitter, Silberman calificó de “vergonzosa” la convocatoria de Salud Investiga a la que se presentaron en conjunto las ocho universidades nacionales con asiento en la provincia de Buenos Aires (UNAJ, UNS, UNMdP, UNLP, UNICEN, UBA, UNLaM y UNR). Adujo que su propuesta contó con la participación “de 17 expertos en el tema, 5 profesores/as con maestrías, tres con doctorado en áreas de salud pública y epidemiología y en atención primaria de la salud”, y que tras ser evaluados por dos expertos fueron calificados “con 9,75 y 8,75 sobre 10, con comentarios exhaustivos y elogiosos”.

Sin embargo, “el panel final nos calificó con 5 puntos!!, lo que nos dejó afuera, con una evaluación con severos errores de conceptos. No hubo expertos evaluando, y en vez de Salud Investiga es Amigos Investiga”, denunció el docente que se desempeña como profesor asociado en la carrera de Medicina del Trabajo que se dicta en la Universidad Arturo Jauretche, de Florencio Varela, y forma parte del área de investigación del hospital “El Cruce-Néstor Kirchner”.

“No revisaron exhaustivamente”

Los investigadores de las universidades públicas manifestaron que el panel evaluador final incurrió en comentarios absolutamente erróneos acerca de cuestiones que estaban claramente explicitadas, tales como la cantidad de municipios en que se desarrollaría el estudio; la estandarización de los procesos entre las instituciones participantes y la difusión de los resultados. “Confiando en la buena fe, creemos que no revisaron el proyecto exhaustivamente”, dijeron los docentes.

También podria interesarte