Desarrollaron un test que detecta el virus del dengue en 10 minutos

Por

Se trata de un dispositivo de bajo costo, compuesto por tiras reactivas portátiles, que no requiere análisis complejos y que ya fue aprobado por la ANMAT. Fue ideado por científicos argentinos de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).

In­ves­ti­ga­do­res de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de San Mar­tín (UN­SAM) de­sa­rro­lla­ron un test de diag­nós­ti­co rá­pi­do del vi­rus del den­gue que, en 10 mi­nu­tos, per­mi­te de­ter­mi­nar si un ca­so es po­si­ti­vo, con un dis­po­si­ti­vo de ba­jo cos­to que no re­quie­re aná­li­sis com­ple­jos y que ya fue apro­ba­do por la AN­MAT.

Tras cin­co años de in­ves­ti­ga­ción, los cien­tí­fi­cos de­sa­rro­lla­ron una ti­ra re­ac­ti­va que, a tra­vés de una go­ta de san­gre o de sue­ro, pue­de de­ter­mi­nar la pre­sen­cia del vi­rus, con una efec­ti­vi­dad del 90 por cien­to.

Die­go Co­mer­ci, doc­tor en bio­tec­no­lo­gía de la UN­SAM, afir­mó que, tras el pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción “de de­sa­rro­llo del prin­ci­pio ac­ti­vo, que ter­mi­nó en agos­to de 2019, y con la mo­lé­cu­la pro­du­ci­da, re­cu­rri­mos a Chem­test, una PYME que en tiem­po ré­cord fa­bri­có las ti­ras re­ac­ti­vas”.

El lu­nes pa­sa­do, la Ad­mi­nis­tra­ción Na­cio­nal de Me­di­ca­men­tos, Ali­men­tos y Tec­no­lo­gía Mé­di­ca (AN­MAT) apro­bó las ti­ras re­ac­ti­vas, por lo que ya se ha­bi­li­tó la pro­duc­ción de es­te no­ve­do­so mé­to­do de de­tec­ción del den­gue.

Una de las prin­ci­pa­les ven­ta­jas de es­te pro­ce­di­mien­to es que es “por­tá­til, con re­sul­ta­dos rá­pi­dos y tie­ne un cos­to de pro­duc­ción na­cio­nal”, con­si­de­ró Co­mer­ci, quien re­mar­có que “es muy im­por­tan­te sa­ber con ce­le­ri­dad dón­de es­ta ge­o­lo­ca­li­za­do el ca­so, pa­ra po­der to­mar me­di­das en el do­mi­ci­lio del pa­cien­te”.

“El den­gue no se con­ta­gia de per­so­na a per­so­na, el vec­tor trans­mi­sor es el mos­qui­to, por eso es muy im­por­tan­te sa­ber si un ca­so da po­si­ti­vo, de dón­de es, por­que es muy pro­ba­ble que esa per­so­na fre­cuen­te lu­ga­res en los cua­les ha­ya más hue­vos”, ar­gu­men­tó el cien­tí­fi­co.
Co­mer­ci se­ña­ló que “el mé­to­do, ar­ti­cu­la­do con pro­gra­mas de pre­ven­ción ade­cua­dos, ayu­da­ría a con­tro­lar la pro­pa­ga­ción de la epi­de­mia”.

“Hoy, si apa­re­ce un ca­so clí­ni­co con cua­dro fe­bril com­pa­ti­ble con den­gue, se to­ma una mues­tra y se lo en­vía a un la­bo­ra­to­rio cen­tra­li­za­do, allí se ha­cen las prue­bas co­rres­pon­dien­tes que, de­pen­dien­do de la can­ti­dad de ca­sos, pue­den lle­gar a tar­dar dí­as, y una vez ob­te­ni­dos los re­sul­ta­dos, se en­ví­an al Mi­nis­te­rio (de Sa­lud), pe­ro no a la sa­li­ta u hos­pi­tal, que son quie­nes tie­nen el do­mi­ci­lio del pa­cien­te”, de­ta­lló el ex­per­to.

La em­pre­sa que de­sa­rro­lló las ti­ras re­ac­ti­vas es una PYME in­cu­ba­da en el cam­pus de la UN­SAM, don­de el test se­rá pre­sen­ta­do el lu­nes pró­xi­mo. La idea “fue cre­a­da en 2014, den­tro de un pro­gra­ma es­pe­cial del en­ton­ces Mi­nis­te­rio de Cien­cia y Tec­no­lo­gí­a, pa­ra pro­mo­ver el sur­gi­mien­to de em­pre­sas na­cio­na­les de ba­se tec­no­ló­gi­ca pa­ra cre­ar es­te ti­po de pro­duc­tos”, ex­pli­có Co­mer­ci, quien se mos­tró or­gu­llo­so de in­te­grar el equi­po que de­sa­rro­lló la ide­a.

También podria interesarte