Desbaratan concesionaria de motos en una comisaría

Por

Un sargento de la Policía de Salta a punto de jubilarse fue detenido en las últimas horas por personal de asuntos internos al descubrirse que el mismo entregaba motocicletas que estaban secuestradas por distintas causas y recibía a cambio una compensación monetaria.

“Una venta encubierta”, al decir de una fuente de la ciudad de Tartagal.

La misma fuente confirmó a este medio que el sujeto detenido con una de estas motocicletas adquiridas en la comisaría 42 dijo al personal de la Brigada de Investigaciones que no solo había adquirido ese vehículo sino otras dos motocicletas más.

Además, según el informante, el hombre confesó que pagó por las dos primeras motos la suma de 3.000 pesos cada una y la última le costó $4.000.

Con estos datos, más lo que dijo hace unos meses una piquetera detenida con una moto sin papeles (señaló a la comisaría), la investigación ahora se extendió hacia otros subalternos de la 42, en la creencia de que el sargento no actuaba solo en la pseudoconcesionaria de motos secuestradas.

El efectivo policial fue separado de su cargo por defraudación a la administración pública.

Jefatura de Policía separó de la fuerza tras tomar estado público el hecho, que comenzó a develarse el lunes pasado.

Caída 

La investigación comenzó tras un control realizado en la jornada del lunes por la División Motoristas de Emergencias Policial Tartagal.

En ese control, un conductor de una motocicleta exhibió como documentación del rodado un acta de entrega con firma y sello de un efectivo policial, que carecía de validez legal.

Llamativamente, el acta remitía a un caso de robo de motocicleta por lo que se comunicaron con el organismo que lleva adelante tales denuncias, encontrando que la motocicleta de marras estaba en calidad de secuestro y nunca había sido restituida a su legítimo dueño.

A partir de ese momento se dio intervención a la Brigada de Investigaciones 4, que continuó con las averiguaciones. De esta manera, se conoció que un suboficial de comisaría 42 estaría involucrado en un hecho por defraudación a la administración pública pero el alcance de la maniobra aún no fue cuantificado.

La fuente de Tartagal dijo que el canchón de motocicletas está ubicado en un patio de la comisaría 42 y que existe otro de grandes dimensiones pero que está bajo la órbita judicial.

La conducción superior, al tomar estado público el caso, apartó inmediatamente de sus funciones al suboficial y puso a disposición de la oficina de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad las actuaciones para asegurar la transparencia de la investigación.

En tanto, la Fiscalía Penal de zona dispuso la detención del uniformado.

También podria interesarte