Detienen en Córdoba a dos sindicalistas por supuesto lavado de dinero

Por

Los principales dirigentes del Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac), fueron detenidos en el marco de una causa por lavado de dinero.

El secretario general del Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac), Mauricio Saillén, y el secretario adjunto, Pascual Catrambone, quedaron arrestados el martes en el marco de una investigación judicial a cargo del juez federal Ricardo Bustos Fierro y del fiscal Enrique Senestrari, quienes llevan adelante una investigación por presuntas irregularidades en contratos realizados por la Asociación Mutual del Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba (Amsurrbac) y la posible comisión de delitos de defraudación y lavado de dinero, informó Perfil.com.

Desde temprano, fueron allanadas las sedes del gremio, la mutual y los domicilios particulares de ambos dirigentes.

El operativo principal se centró en la sede de la mutual ubicada en pleno centro de la capital provincial.

Del mismo participaron efectivos de la Policía Federal Argentina (PFA) y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). También fue allanado el domicilio particular del actual legislador provincial y candidato a diputado nacional por el Frente Todos, Franco Saillén, hijo de Mauricio y vocal del sindicato. Tanto Saillén como Catrambone cuentan con una relación de larga data con el kirchnerismo.

La investigación sobre el gremio y la mutual se inició en el ámbito de la justicia provincial y luego fue derivada al fuero federal por el tenor de los posibles delitos investigados ya que se presume que la mutual gremial pudo haber sido utilizada para maniobras de presunto lavado de dinero en favor de algunos de los miembros de la comisión directiva del sindicato.

La denuncia, que se inició en la justicia provincial y luego fue derivada al fuero federal, acusa a los líderes de utilizar a la mutual gremial para maniobras de presunto lavado de dinero en favor de algunos de los miembros de la comisión directiva del sindicato.

Tras la detención de sus dos máximos dirigentes, el sindicato se declaró en estado de alerta y movilización. Además emitió un comunicado para manifestar “el respaldo a los dirigentes y el rechazo a este ataque de sectores a los que les duele que los trabajadores y trabajadoras tengan derechos y que estos sean ejercidos”.

También podria interesarte