El amor incondicional de Benito

Por

Una usuaria compartió un video en Twitter muestra cómo el perro de su hermana conoce el camino hacia donde descansan sus restos y permanece junto a ellos.

Un video que muestra el amor incondicional de un perro que visita a su dueña en el cementerio se viralizó en Twitter, causando emoción en los usuarios. En un minuto y doce segundos, Belén Duré contó en imágenes esta conmovedora historia que tiene como protagonistas a ‘Benito’, un caniche toy negro y a su hermana Johana, que murió hace cuatro años.

“Vean este amor tan incondicional. Joha es mi hermana, falleció hace cuatro años y él es Benito, su mascota, que la acompañó sus últimos dos años de vida, y lo sigue haciendo hasta hoy”, escribió esta joven, oriunda de Villaguay, en Entre Ríos, en Twitter junto al material compartido.

En las imágenes, Belén va relatando con algunas inscripciones sobre fotos y filmaciones lo que sucede en la secuencia. “Llevamos a Benito escondido en el bolso”, comienza contando sobre la rutina que realizan con su familia cada vez que van al cementerio. Luego, remarca la ansiedad del can al darse cuenta de que está a punto de reencontrarse con su dueña. “¿Vamos a ver a mamá?”, le pregunta la joven y el perro corre hacia donde descansan los restos de Johana.

Benito espera a que abran la bóveda y celebra el ingreso de los familiares a los saltos, pidiendo que lo suban hasta donde está depositada la tumba. En ese momento, recobra la paz, se recuesta y permanece sobre ella, tal como lo hacía cuando se recostaba junto a Johana.

“Benito fue un regalo de su pareja, en noviembre del 2014. Ella lo tenía como un hijo. Desde ese momento fueron súper compañeros, unidos. Hacían todo juntos: viajaban, él dormía a los pies de la cama de ella y salían todas las tardes a pasear. Eran re pegotes”, relató Belén.

Ismael, el papá, contó que “cuando Johana nació, le faltaba el ventrículo derecho, por lo que se le hizo una operación y después otra, correctora, a los 5 años. A partir de ahí hizo su vida como una chica normal: estudió en la primaria, la secundaria, la terciaria y se recibió de Técnica Agropecuaria”. Y siguió: “Cuando estaba haciendo el Profesorado de Biología, Joha sufrió un ACV. Era muy exigente consigo misma. Ella quería superarse todos los días, era una chica alegre”.

 “Después, a los 25 años, empezó a tener problemas de vuelta. Se le agrandó mucho el corazón y había que hacer una operación, a la que los médicos no se animaban por su complejidad. En el 2016 decidieron operarla, estuvo varios días internada, pero falleció el 7 abril”, detalló Ismael. Y agregó que “como consecuencia de su problema, Johana tuvo varias complicaciones: artritis, celiaquismo y problemas de tiroides, pero nunca se dio por vencida. Ella quería seguir adelante”.

“Cuando falleció, lo llevamos al velorio, lo arrimamos a donde estaba y él se la pasó llorando. A partir de eso, lo llevamos todas las semanas a verla al cementerio. Llegamos, salta del auto y ya se sabe el camino donde está el panteón. Cuando ve que estamos cortando flores para llevarle, él ya sabe que vamos a visitarla”, Contó Belén.

La publicación de la joven, realizada el martes pasado, superó las tres millones de reproducciones y cosechó casi 200 mil “me gusta”. Además, recibió comentarios como “No puedo parar de llorar”, “Ellos saben que el amor va mas allá de la muerte”, “Deberían vivir toda nuestra vida e irnos juntos”, así como la respuesta de usuarios que le contaban historias similares.

También podria interesarte