El exárbitro Martín Bustos podría ir a juicio en la causa por grooming

Por

Fue detenido en junio tras hacerse pasar por masajista y contactar, a través de las redes, a dos jugadores de las divisiones inferiores. Está procesado en el expediente por abusos en Independiente pero estaba en libertad por una polémica resolución.

Martín Bustos, detenido en Rosario por el delito de groomingcontra dos jugadores de las divisiones inferiores de Newell’s Old Boys, podría enfrentar un juicio abreviado según pudo saber TN.com.ar de fuentes judiciales. El exárbitro, que también está procesado en el expediente que investiga los abusos a juveniles en Independiente, fue detenido el pasado 6 de junio, acusado de hacerse pasar por masajista para contactarse a través de las redes con los futbolistas del club rosarino.

La fiscal de delitos sexuales de Rosario, Carla Cerliani, los abogados defensores de los juveniles de Newell’s y el propio acusado, llegaron a un acuerdo para presentar en la oficina de gestión judicial un procedimiento abreviado, que deberá ser tratado en una audiencia que aún no tiene fecha y cuyo contenido no podrá ser divulgado hasta su celebración.

Los juicios abreviados son herramientas que suelen utilizarse en casos en los que la condena no es abultada: reduce los tiempos judiciales, descomprime los tribunales y permite una rápida condena del acusado.

Una vez que se concrete la audiencia, y si Bustos reconoce ante el Juez la autoría de los hechos que se le imputan, el magistrado deberá decidir si otorga validez o no al proceso abreviado. El exárbitro está en la mira por utilizar comunicaciones electrónicas para contactarse con menores de edad con el propósito de cometer un delito contra la integridad sexual.

Bustos está imputado por utilizar las redes para acercarse a dos futbolistas de Newell’s. Tras tomar conocimiento del hecho, las autoridades del club pusieron en marcha el protocolo para esta clase de casos, y el director de la pensión se hizo pasar por los chicos y acordó una cita con el exárbitro. El sitio elegido fue un domicilio particular de Santa Fe al 3200, en la zona oeste de Rosario. Allí la Policía lo detuvo, le secuestró el auto, un celular y una tablet.

También podria interesarte