El humo de los incendios en el Amazonas ya afecta el noroeste

Por

El humo de los incendios en el Amazonas afectó ayer la visibilidad en provincias del norte y el oeste de la Argentina y se espera que llegue este sábado 24 de agosto a Buenos Aires, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Médicos advierten que la humareda podría provocar problemas respiratorias y alergias en aquellas personas que sufren asma u otra enfermedad pulmonar. En tanto, también podría verse afectado el transporte aéreo. “Los focos de incendio en Brasil, en Paraguay, en Bolivia y también en el norte de Argentina, están generando un denso manto de humo –en algunos puntos más espeso y en otros no tanto– en toda la región”, le dijo a PERFIL la meteoróloga Cindy Fernández desde el SMN. “Como tenemos mucho viento norte, esto hizo que parte del humo generado por todo este conjunto de incendios se haya desplazado hacia el centro del país. Ayer hubo visibilidad reducida por humo en muchas provincias como Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan, norte de Santa Fe y Corrientes”, agregó.

Si continúa el predominio del viento norte en los próximos días, hay chances de que el humo llegue hasta el centro del país e incluso a la Ciudad de Buenos Aires. “Desde hoy podríamos tener alguna presencia de humo en CABA. Hay momentos del día donde hay más chances de percibir el humo, por ejemplo, durante la mañana, ya que la atmósfera suele reducir su tamaño y entonces el humo está concentrado más cerca de la superficie”, explicó Fernández. Impacto. Los aerosoles (humo mas polvo) emitidos por los incendios del Amazona podrían traer problemas respiratorios a personas con asma o EPOC. “La contaminación ambiental es un causante de mal control del asma. De las cinco ciudades del mundo donde más aumentó la prevalencia del asma debido a la contaminación, dos son de América latina: Bogotá y Lima”, sostuvo Gabriel García, director del Departamento de Asma de la Asociación Latinoamericana de Tórax. “Las personas con asma deben estar atentas, ante cualquier problema como dificultad para respirar o sibilancia, deben consultar al médico. Otro mensaje importante es que no abandonen el tratamiento”, aseguró. Además, el humo podría llegar a afectar el transporte aéreo “dependiendo en que nivel esté la humareda”, señalaron desde el SMN. La quema de biomasa repercute en clima. “Los árboles son almacenadores de dióxido de carbono, durante la fotosíntesis quitan dióxido de carbono a la atmósfera y lo retienen. Cuando quemamos estas plantas todo este dióxido de carbono se vuelve a emitir a la atmósfera, todo lo que estas plantas estuvieron almacenando por décadas con esta quema se libera. Y sabemos que el dióxido de carbono es uno de los gases de efecto invernadero que más contribuyen al calentamiento global”, explicó Fernández.

También podria interesarte