Emprendedor fabricó férula para una joven con impresora 3D

Por

Ha­ce un año Ne­ri Ma­tersky se que­bró una pier­na y creó una fé­ru­la per­so­na­li­za­da. En esa opor­tu­ni­dad, su mé­di­co que­dó sor­pren­di­do por lo que hi­zo y apro­bó el uso del pro­duc­to por­que era más fir­me y pro­te­gía me­jor a la zo­na afec­ta­da.

A los oí­dos de Ne­ri lle­gó la no­ti­cia so­bre una jo­ven in­ter­na­da en el hos­pi­tal que ne­ce­si­ta­ba una fé­ru­la por­que se ha­bía que­bra­do la ti­bia y el pe­ro­né en un ac­ci­den­te de trán­si­to y no du­dó en po­ner­se a dis­po­si­ción de la fa­mi­lia.

Ne­ri ase­gu­ró que con sus im­pre­so­ras pue­de fa­bri­car cual­quier ti­po de pie­zas y mues­tra de ello es la fé­ru­la que le en­tre­gó a Bri­sa Van­der­donckt, una jo­ven in­ter­na­da en el hos­pi­tal Es­cue­la co­mo con­se­cuen­cia de un ac­ci­den­te que le pro­vo­có ro­tu­ra de ti­bia y pe­ro­né. “O­ja­lá pu­dié­ra­mos ha­cer en ma­sa es­tas co­sas pa­ra que es­tén a dis­po­si­ción de la gen­te”, di­jo el em­pren­de­dor.

Ha­ce un año Ne­ri se que­bró una pier­na y creó una fé­ru­la per­so­na­li­za­da. En esa opor­tu­ni­dad, su mé­di­co que­dó sor­pren­di­do por lo que hi­zo y apro­bó el uso del pro­duc­to por­que era más fir­me y pro­te­gía me­jor a la zo­na afec­ta­da.

A los oí­dos de Ne­ri lle­gó la no­ti­cia so­bre una jo­ven in­ter­na­da en el hos­pi­tal que ne­ce­si­ta­ba una fé­ru­la por­que se ha­bía que­bra­do la ti­bia y el pe­ro­né en un ac­ci­den­te de trán­si­to. No du­dó en po­ner­se a dis­po­si­ción de la fa­mi­lia y se con­tac­tó pa­ra ofre­cer­le el pro­duc­to que fa­bri­có con las im­pre­so­ras 3D que co­mer­cia­li­za. Fue así que lue­go se acer­có al hos­pi­tal y le en­tre­gó a Bri­sa el mol­de fle­xi­ble pa­ra que lo uti­li­ce lue­go de la in­ter­ven­ción qui­rúr­gi­ca.

“El he­cho de que con mis má­qui­nas, que son cien por cien­to he­chas en Co­rrien­tes, pue­da ayu­dar a la gen­te a cu­rar­se me ge­ne­ra sa­tis­fac­ción, or­gu­llo y ale­grí­a”, ma­ni­fes­tó. La ma­dre de Bri­sa agra­de­ció al em­pren­de­dor y pi­dió que el Es­ta­do in­cor­po­re esa tec­no­lo­gía por­que “se­ría de mu­cha ayu­da pa­ra los pa­cien­tes que no tie­nen re­cur­sos, ni obra so­cial por­que uno no sa­be qué puer­ta to­car pa­ra con­se­guir ele­men­tos que son in­dis­pen­sa­bles pa­ra la re­cu­pe.

También podria interesarte