En agosto se definirá si la tregua del dólar continúa hasta las elecciones

Por

l campo dio la primera señal de que el aporte decisivo para que se prolongue la pax cambiaria, que lleva 65 días, y se vea si esto es solo un veranito en pleno invierno o algo más, no provendrá del propio sector, sino de la política.

Es un indicio que, más que sorprender, debería confirmar presunciones, pero también es cierto que hasta ahora se descontaba que a esta altura del año habría un aporte en teoría menos incierto que el político: el ingreso fluido de “agrodólares”, las divisas que generan las exportaciones agropecuarias. La suposición se basaba en que el campo viene de dejar atrás la sequía, que tiene ahora una cosecha record y que esta es la época del año en la que se acelera la liquidación de divisas.

En abril y mayo el agro estuvo inyectando dólares en el mercado a un ritmo superior al de igual período de 2018, pero el último dato de liquidaciones publicado esta semana por la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC) muestra que en junio pisó el freno: fueron US$2218 millones, un 42% menos que en junio de 2018.

La liquidación de divisas está relacionada con la compra de granos a los productores que luego serán exportados ya sea en su mismo estado o como productos industrializados. Por lo tanto, juegan otros factores, como los bajos precios internacionales de los granos. “El de la soja hoy es un precio geopolítico difícil de descifrar. Depende más de un tuit de Trump que de la oferta y la demanda del mercado”, explica. Entran montos más bajos más allá de los volúmenes.

En el Gobierno siguen el tema expectantes. “No creo ni loco que, como dicen algunos, haya una diferencia de 7 u 8 puntos entre nosotros y el kirchnerismo, pero sí es verdad que si de las PASO surge que Cristina puede ganar las elecciones entraríamos en una lógica de gobierno de transición y todo cambiaría”, admite una fuente oficial. Falta poco más de un mes para saberlo.

Ads by scrollerads.com

Las entidades dicen que la caída está influida por un efecto distorsivo: hace un año “se adelantó el ingreso de divisas para contribuir a combatir la inestabilidad cambiaria que se registraba entonces”. Una forma light de referirse a las presiones que recibieron del exministro de Finanzas, Luis Caputo, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, para que volcaran más dólares al mercado tras el segundo pico de la crisis cambiaria, a fines de mayo de 2018. Hasta el propio Macri se involucró en el tema. Gustavo Idigoras, presidente de Ciara y el CEC, dice que las cifras hoy, en cambio, “reflejan el nivel de ventas real del productor argentino”.

También podria interesarte