En Sáenz Peña baja el consumo de combustibles premium

Por

El combustible se incrementó en un poco más del 30 por ciento en lo que va del año. Esto trajo como consecuencia una caída del consumo, que en Sáenz Peña muestra una situación similar a la que ocurre a nivel nacional. Esta situación colocó a los automovilistas en dos situaciones, por un lado  el “síndrome del “medio tanque”. Es decir apostar a la hora de reabastecerse en las estaciones de servicio por la recarga de montos inferiores a los que lo venía haciendo de manera habitual y la apuesta por inclinar el consumo hacia los de menor octanaje.

“Siempre le cargué la Premium porque el coche es nuevo, pero ahora no me alcanza y le tengo que poner la común, no tengo margen”, comentó Ariel Negro, un joven remisero que cargaba en una estación de servicios de esta ciudad y que hace a diario el trayecto Sáenz Peña-Campo Largo.

Esto volvió a quedar demostrado con el último aumento aplicado por las petroleras en el mes de julio, donde la tendencia que ya venía observándose volvió a ratificarse.

El incremento en el precio llevó a que los combustibles Premium superen holgadamente la barrera de los 50 pesos, incluso casi equiparando el valor de las nafta con el de gasoil de ese segmento, lo que llevó a que nuevos automovilistas se volcaran a restringir el consumo introduciendo cambios en la metodología de reabastecerse.

En otros, los más, directamente los automovilistas tomaron la decisión de disminuir el rango de calidad a la hora de realizar una recarga, eso significa lisa y llanamente consumir nafta de menor octanaje en la búsqueda de hacer alguna diferencia para poder cargar algún litro más a sus tanques, dice un playero local.

Dicen que “para muestra basta un botón” y en ese contexto las naftas grado 3 (Premium) que de acuerdo a lo referenciado por estacioneros locales tuvo una disminución en el despacho de entre un 25 y 30%.

Igual comportamiento se vio en el gasoil de ese rango que sufrió una disminución de expendio de alrededor del 15%. “A las chatas nuevas vienen y le cargan una vez Norma y la otra la Premium”, cuenta un playero.

Es que con el incremento del mes pasado, el nuevo cuadro tarifario las naftas Premium pasaron a costar 54 pesos promedio, mientras que la Diesel cuesta apenas centavos por debajo de los 53 pesos, apenas un peso y monedas por litro.

Bajar de calidad del combustible

La nafta súper hoy se comercializa en Sáenz Peña por encima de los 48,50 y en el caso del gasoil común –Ultra- cerca de los 45 pesos. La baja del consumo e este tipo de los combustibles de mayor calidad, mostró como contrapartida el crecimiento del despacho de los combustibles de menor octanaje, demostrando como una porción del segmento que anteriormente consumía los combustibles más caros, se volcó por el precio, al consumo de combustibles grado 2. Lo mismo ocurre en el caso de los diesel de este segmento.

NORTE.

También podria interesarte