Fernández elegirá con qué receta económica arranca

Por

a debería estar definido un equipo de cincuenta tipos trabajando”. La máxima es de un experimentado hombre de la función pública que espera, como buena parte de los empresarios y financistas, los nombres y cargos del equipo económico para la gestión que arranca el 10 de diciembre.

Alberto Fernández habla con una decena de economistas de distintos idearios, por lo que la designación será también la elección de un rumbo y una hoja de ruta. Aquí, un repaso de los asesores, sus miradas y sus matices:

◆ Matías Kulfas y Cecilia Todesca: son las figuras más cercanas al presidente electo y lo acompañan desde el Grupo Callao; con ellos recibió al Fondo Monetario Internacional, y suelen ser los interlocutores con el sector privado; entienden que la inflación requiere un tratamiento integral, apalancado en un acuerdo económico y social de mediano plazo; eligen un tipo de cambio alto de punto de partida que  luego acompañe la inflación; prefieren que las tarifas de servicios públicos no se congelen pero que suban por debajo del costo de vida ; no asignan prioridad a la situación previsional; apuestan por crecer para mejorar el superávit fiscal por más ingresos.

◆ Guillermo Nielsen: el ex secretario de Finanzas tiene estrecho vínculo con Fernández desde la función pública en 2003; sus ejes están en la mirada de la renegociación de la deuda y también es interlocutor en temas de energía en torno a Vaca Muerta; tiene una visión más liberal de la economía que Kulfas y Todesca, y en una entrevista en PERFIL aseguró que el ex ministro Axel Kicillof fue “ignorante” del funcionamiento de los mercados.

◆ Miguel Pesce: conoce al futuro jefe de Estado desde que era secretario de Hacienda en la Ciudad de Buenos Aires en los  90 y el hoy mandatario electo estaba en el entonces Concejo Deliberante; Pesce es un histórico del Banco Central y hoy está mirando de cerca los números de la deuda, con énfasis en los flujos de ingresos y egresos; considera que hay que empezar con una recomposición de salarios y jubilaciones en el marco de un pacto social donde los empresarios hagan un mayor esfuerzo; tiene un borrador de un proyecto para armar un fondo de créditos que se apalanque en los dólares que los argentinos tienen fuera del país.

◆ Martín Redrado: tiene diálogo fluido desde su paso por el Banco Central, cuando Fernández era jefe de Gabinete en el primer kirchnerismo; pone el énfasis en que antes de definir si hay que acordar con el Fondo o con los acreedores hay que trazar un “plan integral” que tenga consistencia fiscal, monetaria y de política de ingresos, que debería fijarse vía presupuestos plurianuales que den parámetros de cómo se conseguirá un superávit fiscal hacia 2023, desindexando algunos tramos sensibles del gasto como las jubilaciones; es partidario de la flotación administrada del tipo de cambio.

◆ Mercedes Marcó del Pont: ex jefa del BCRA, y defensora de los controles de cambio, aparece en posibles formaciones tanto cerca de áreas productivas como tributarias.

PERFIL

También podria interesarte