Imputan a Nuskin por brindar información falsa

Por

La Secretaría de Comercio Interior de la Nación consideró que los ofrecimientos de este tipo generan confusión e inducen a engaño.

La Secretaría de Comercio Interior de la Nación imputó a la empresa de cosméticos y máquinas para el cuidado de la piel NuSkin Argentina por brindar información falsa y engañosa para la promoción y venta de sus productos, que son promocionados por influencers (actrices, modelos, panelistas de tv) a través de las redes sociales. La repartición actuó de oficio luego de que se desatara una polémica en los medios y los usuarios de las redes apuntaran contra el modelo de venta de la compañía, advirtiendo que se trataría de un sistema de estafa piramidal. El organismo, dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo, sostuvo que la empresa violó la Ley  de Defensa del Consumidor (24.240) tras  verificar que la firma realizaba anuncios que inducían al engaño y la confusión. En este diario, el integrante de la Legislatura santafesina Joaquín Blanco había advertido que el hecho ameritaba una investigación en el marco de la ley de defensa de la competencia.

De acuerdo a la imputación, la empresa habría incumplido “con el deber de suministrar en forma cierta y objetiva información veraz sobre los productos que comercializa”. Presentaba el modelo de venta como una salida laboral, cuando en realidad se trataría de un esquema de venta multinivel o piramidal, en el que no hay ingresos seguros para los revendedores de la marca pero sí una inversión inicial para adquirir los productos que les permiten integrar el equipo de venta. A esto se suma que se premia si se consiguen más vendedores dispuestos a invertir.

Según la  investigación que realizó el organismo se determinó que el esquema de negocios de la firma internacional consiste en la comercialización de productos  promocionados por “influencers” que venden directamente a los clientes y, de esta forma, obtienen un margen de ganancia. En caso de vender los productos a través de su sistema de oferta personal, promete la posibilidad de ganar un bono minorista.

Para la repartición nacional, los ofrecimientos de este tipo generan confusión e inducen a engaño ya que para incorporarse al mecanismo de venta de la empresa, se debe abonar una suma de dinero inicial que, en muchos casos, supera los 20.000 pesos.

Por otra parte, la empresa fue imputada por publicidad engañosa porque, según sostiene en sus promociones, sus productos garantizan una “juventud duradera”. Además, como la promoción se hace a través de su página web, Facebook y mediante la utilización de influencers, se vulnera la obligación de brindar atención y dar trato digno y equitativo a los consumidores.

En el  marco de la Ley de Defensa del Consumidor, que establece sanciones que llegan a los 5 millones de pesos para quienes violen los derechos de los consumidores, otro de los hechos que se le atribuyen a la empresa es que establece cláusulas abusivas en su contrato ya que si el consumidor tuviese algún problema se le induce a reclamar en el estado de Utah, Estados Unidos, lo que está prohibido por la legislación argentina.

También podria interesarte