Investigan a Messi por el manejo de fondos de su fundación

Por

Li

onel Messi logró el lunes 2 de diciembre la hazaña de ser distinguido por sexta vez con el Balón de Oro, algo que ningún otro futbolista consiguió en la historia. Pero mientras el astro argentino disfrutaba de la gala de premios en Francia, del otro lado de los Pirineos, las novedades no eran tan gratas para él. Es que el martes 3, la Justicia española decidió reabrir la investigación en su contra por malversación de fondos y lavado de dinero a través de su fundación solidaria.

María Tardón Olmos, magistrada del juzgado central de instrucción 3, de Madrid, quien había cerrado la causa, decidió reabrirla e investigar los supuestos delitos de estafa y blanqueo de capitales. A este revés judicial se le suma el avance de la causa en Argentina, en la cual el juez Ariel Lijo ordenó el levantamiento del secreto bancario de la Fundación Privada Leo Messi para que informe las cuentas en pesos y dólares que registren, los plazos fijos, con sus respectivos saldos en la causa en la que se investiga el presunto lavado de activos.

Así, a Messi se le está volviendo cada vez más complicado gambetear a la justicia y la sombra de un nuevo proceso judicial se asoma en su horizonte.

Investigación. “La jueza había decidido cerrar la investigación sin contemplar todas las pruebas. Pero luego, con el avance de la causa argentina, la fiscalía se distanció de esas resolución y pidió la reapertura”, explicó a NOTICIAS el denunciante y ex empleado de la fundación, Federico Rettori. De acuerdo a las investigaciones tanto en el país como en España, se pudo comprobar que la Fundación Leo Messi no sólo operó durante nueve años sin presentar memorias ni balances, sino que también, tras cruzar los movimientos bancarios se determinó que la ONG sólo destinó el 6% del dinero ingresado a fines solidarios.

“Estas instituciones deberían velar por el bien común pero lamentablemente muchas veces terminan siendo espacios opacos para evitar el pago de impuestos, desviar fondos a cuentas privadas o engañar al fisco”, reflexionó Rettori.

También podria interesarte