Kyrgios le tiró un botellazo al umpire e inventó una excusa

Por

El tenista australiano volvió a mostrar su mal carácter dentro de una cancha. Arrojó una botella de agua a la silla del juez y respondió que se le resbaló de las manos.

El mal comportamiento del autraliano Nick Kyrgios en las canchas de tenis cada vez es más frecuente y en el torneo de ATP 500 de Washington (Estados Unidos) se enojó en el cambio de servicio, reventó una botella de agua contra la silla del umpire (juez) y dio una excusa insólita.

Cuando el juez de silla, Gianluca Moscarella, le preguntó qué había pasado, el australiano de 24 años respondió que la botella se le resbaló de las manos cuando estaba intentando tomar un sorbo de agua. Llamativa respuesta luego de que el impacto de la botella provocara un agujero en la lona que cubre la silla.

El partido continuó y Kyrgios se terminó imponiendo en dos sets al japonés Yoshihito Nishioka y jugará las semifinales de Washington ante el griego y favorito Stefanos Tsitsipas.

También podria interesarte