La Corte Suprema se concede un 69 % de aumento salarial

Por

Los jueces del máximo tribunal solicitaron casi 4 mil millones de pesos para mejorar los sueldos y ahora el Gobierno debe decidir si asigna los fondos.

Los trabajadores de la Justicia nacional podrían convertirse en la excepción a la regla de perder poder adquisitivo frente a la inflación en los estertores de la gestión Cambiemos. Lo lograrán si el jefe de Gabinete, Marcos Peña, accede al pedido de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de reasignar partidas presupuestarias por casi 4 mil millones de pesos para poder otorgar (y otorgarse) un 30 por ciento de aumento en tres cuotas, que elevaría al 69 por ciento la recomposición salarial en poco más de un año. El pedido de los supremos se conoció en medio de una jornada de protesta con paro y movilización impulsada por la Unión de Empleados de la Justicia Nacional (UEJN).

“Tenga a bien disponer las modificaciones en las partidas presupuestarias vigentes y la disposición de los recursos financieros”, le pidieron a Peña los jueces Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda. Sin necesidad de fundamentar, le informaron que desean otorgar aumentos salariales del 10 por ciento en septiembre, noviembre y diciembre “para todas las categorías del escalafón del Poder Judicial de la Nación”. En números concretos, precisan, se trata de 475 millones de pesos para la Corte y 3450 millones que llegan a magistrados, funcionarios y empleados desde el Consejo de la Magistratura.

En lo que va de 2019, según la información oficial de la Corte, los judiciales tuvieron tres aumentos: un 10 por ciento en mayo (que en realidad correspondía a la paritaria 2018), un 7,5 por ciento en mayo y el mismo porcentaje en junio. Las tres cuotas pedidas a Peña se aplicarían sobre esa base y permitirían alcanzar casi un 69 por ciento de aumento entre octubre de 2018 (última cuota de ese año) y diciembre de 2019. Si, como se prevé, el Gobierno acepta el pedido, días antes de la fecha prevista como final de mandato de Mauricio Macri los cortesanos cobrarían sueldos de 341.710 pesos y un ayudante (la categoría más baja del escalafón) 58.477 pesos.

“No es en principio lo que esperábamos pero es una solución significativa para todo el año”, destacó el titular del gremio, Julio Piumato, tras una masiva marcha al Palacio de Justicia. La UEJN había convocado a un paro a partir del martes, de 36 horas en la Ciudad de Buenos Aires y de 48 horas en el interior del país, para reclamar por la independencia del Poder Judicial, la declaración de la emergencia judicial y un segundo aumento salarial anual del 15 por ciento retroactivo a julio más un 10 por ciento en agosto. El pedido de Rosenkrantz, Highton & Cía. es el resultado “del accionar de nuestra organización”, destacó el dirigente. “En la actual coyuntura del país, lo que estamos obteniendo es por demás significativo. No tenemos una suma fija ni dádiva, sino una recomposición hecha y derecha”, celebró Piumato.

También podria interesarte