Las terceras marcas, con subas de hasta un 90%

Por

Cuando se destapa la olla que contiene los acuerdos de precios, los saltos pueden ser impactantes. La prueba es que algunos productos que estuvieron en el último listado de Precios Cuidados de la gestión macrista y que ahora ya no están registran avances que rondan el 30% y, en determinado caso, superan el 100%.

PERFIL comparó productos que hasta el 6 de enero aparecían en Precios Cuidados con los valores que figuran en las góndolas y sitios web de hipermercados.

En alimentos las subas, como mínimo, son del 20%. Por ejemplo, el paquete de medallones de carne Friar con dos unidades tuvo un aumento del 33,49%. Hasta diciembre valía $37 y hoy se lo puede encontrar a $ 49,39 en la versión digital de Coto.

Similar recorrido tuvo la sopa crema de arvejas y jamón de Alicante, cuyo paquete saltó un 27,6% (de $ 45,29 a $ 57,79). En menor medida, pero con gran impacto en los hogares con bebés, la Vitina de vegetales de 250 gramos también subió. Cuando estaba “cuidada” costaba $ 60 y ahora se la puede encontrar a $ 74 en las góndolas de Walmart.

Trepó 23,33%. Entre los lácteos hay saltos que golpean fuerte, como el caso del yogur light de frutilla de Tregar (125 gramos) que costaba $ 15 y en algunos sitios web de supermercados se lo puede adquirir a $ 21,29, es decir, casi un 42% más caro. La leche de La Martona, que fue una de las estrellas de la edición anterior, también se fue para arriba. De los $ 39,74 que costaba hasta hace algunos días el sachet de un litro hasta los $ 51,39 en que se ubica hoy, hay un avance de 29,31%.

Y más duro es lo que sucede con la leche chocolatada Milkaut de 200 cm³, que tres semanas atrás tenía el precio planchado en $ 28,20 y hoy se la puede observar en valores que superan en un 62% esa cifra. Otros fueron más moderados: el queso Ricrem, ex Precios Cuidados, costaba $ 307,55 el kilo y ahora se disparó más de un 10% hasta los $ 339.

La yerba tuvo saltos fuertes. Ytacuá, de Las Marías, de los $ 125,88 el kilo pasó a $ 167,99. Se toman los valores que tenía el programa hasta el 6 de enero. Si bien el último lanzamiento de Precios Cuidados se realizó en septiembre con algunas incorporaciones en octubre (cuando se agregaron artículos que figuraban en Productos Esenciales), los precios se siguieron moviendo. La yerba Ytacuá en septiembre valía $ 104,90. Con IVA. Hubo otros reemplazos.

El té Big Ben, que tuvo mucha salida en la primera etapa, desapareció de los Excel de Producción antes de que se fuera Cambiemos. Hoy cuesta $ 43 en Jumbo la misma cajita que tres meses atrás se había lanzado a $ 23. De ese incremento, el 7% puede estar justificado por la vuelta del IVA a ciertos productos que estaban exentos. Y las galletitas no se salvan del incremento: los bizcochitos con semillas de lino Granix de 180 gramos estaban $ 37,17 hasta hace unos días. Ahora Jumbo, en su versión digital, los comercializa a  $ 71,50, un 92% más.

Las bebidas que salieron del programa también empiezan a tener subas, aunque más moderadas. La gaseosa Schweppes Pomelo de 2,25 litros costaba $ 86,89 y Carrefour la tiene en sus góndolas a $ 92. Precio que, de todas formas, representa casi un 14% de los $ 80,83 que salía cuando se presentaron los productos en septiembre. Más allá de que alimentos y bebidas es lo que más pesa en la canasta de las familias, el salto más fuerte que se percibió fue en un producto de higiene. El acondicionador Plusbelle Brillo Sublime Effect de 650 mililitros, que costaba $ 77,33, puede ser encontrado en algún sitio web a $ 233,25, un salto del 201%.

El gobierno actual puso énfasis en la cantidad de chimichurris que había incluido el macrismo en la última lista. Y al ser excluido, el chimi también subió: el Tau Delta de sobre pasó de valer $ 28,07 los 90 gramos a $ 36,39. Una estrategia para ganar mercado Uno de los aspectos del programa Precios Cuidados que dejó la gestión anterior y que perduró es la inclusión de ciertas marcas que no estaban instaladas en la canasta básica. Uno de esos casos es el de las harinas de Morixe, que pasaron de ser una empresa no muy conocida a ocupar 10 renglones de la planilla actual. Algo similar ocurrió con la leche Apóstoles, que renovó con la gestión Frente de Todos.

Esto puede ser atribuido a un cierto éxito del programa, en ese aspecto, o bien al boom de las segundas marcas. Sin embargo, existieron otros productos muy de nicho mayorista o con fuerte presencia en regiones del Interior que fueron imposibles de hallar en el relevamiento de PERFIL, ya que no es común encontrarlos en supermercados. Ciertas marcas de aceites, galletitas, mantecas, enlatados, entre otros productos, brillan por su ausencia en las góndolas y sitios web de las cadenas, por más que hasta hace algunos días integraban el listado de Precios Cuidados.

El programa anterior tuvo microcambios permanentes. Por citar un caso, la yerba Rosamonte, que se ofrecía pasó de ser de un kilo a ser de medio. Respecto de esto último, PERFIL consultó a fuentes de Molinos Río de la Plata, fabricante de esta marca: “No es que hayamos fabricado productos especiales para Precios Cuidados, solo que algunos productos fueron reemplazados por otros.

Para 2020 incorporamos nuevos productos y nuevas marcas al programa, a pedido de la Secretaria de Comercio”, consignaron.

También podria interesarte