Liberaron a la capitana detenida

Por

Carola Rackete, de 31 años, estaba presa desde el sábado. El gobierno italiano la quiere expulsar del país.

Carola Rackete, de 31 años, detenida el sábado acusada de “violencia contra nave de guerra” por las maniobras que hizo al entrar al puerto, fue dejada en libertad por la jueza de la ciudad siciliana de Agrigento Alessandra Vella, tras pasar tres noches presa.

Rackete fue interrogada durante dos horas y media. El fallo analiza que la determinación que tomó la capitana fue “en el cumplimiento de su deber” de salvar vidas. Además, la magistrada afirmó que la decisión de la capitana de la Sea Watch de desembarcar a los náufragos en Lampedusa fue “obligada” ya que otros puertos cercanos de Libia y Túnez no eran seguros.

Tras el fallo, el vicepremier y ministro del Interior, Matteo Salvini, aseguró vía Twitter que “para la comandante criminal está pronto el procedimiento para expulsarla a su país porque es peligrosa para la seguridad nacional”. “Volverá a su Alemania, donde no serían así de tolerantes con una italiana que hubiese atentado contra la vida de policías alemanes”, lanzó

Rackete estaba acusada también de haber rechazado las órdenes de una nave de guerra y de “navegación en zonas prohibidas”, tras la decisión que tomó en la madrugada del sábado de desembarcar en Lampedusa a las 40 personas que había rescatado en aguas internacionales hacía 17 días. El barco Sea Watch 3, de bandera holandesa, permanece secuestrado por las fuerzas de seguridad italianas.

“Vamos a seguir haciendo respetar los derechos humanos en el Mediterráneo y vigilando de cerca la Unión Europea, si es necesario con un nuevo navío, si el nuestro (el “Sea-Watch 3″) sigue bajo secuestro”, aseguró Ruben Neugebauer, uno de los responsables de la organización en Berlín.

También podria interesarte