Opiniones divididas sobre el sistema que se usará en las PASO

Por

A sólo 12 días de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) siguen las acusaciones contra el Gobierno por las dudas en cuanto al nuevo sistema de escrutinio provisorio diseñado por la empresa venezolana Smartmatic. Mientras desde la oposición piden “volver al sistema tradicional” y reclaman el código fuente para auditarlo, los especialistas aseguran que no hay posibilidad de un fraude electoral pero no se ponen de acuerdo sobre la posibilidad de que sea manipulado. El Gobierno insistió en incorporar tecnología para agilizar la carga de los datos y la solución que dispusieron fue convertir a cada una de las escuelas en un centro de transmisión de datos. Así escanean los telegramas para enviar de manera directa los resultados desde los centros de votación hacia el centro de cómputos. De esta manera, se ahorran el paso de que el Correo Argentino traslade el telegrama desde las más de 15 mil escuelas hasta alguno de los 400 Centros de Digitalización y Transmisión (CTD).

De todas maneras, las críticas al sistema se potenciaron tras la última prueba del 20 de julio que arrancó a las 9 de la mañana y se prolongó hasta las 14 horas. En ese tiempo se transmitieron 94.706 telegramas, de los cuales el 73% fue en forma electrónica, desde 9.131 escuelas, y el resto se envió desde 1.106 Sucursales Electorales Digitales del Correo en todo el país. Hubo 700 telegramas que no se pudieron transmitir (menos del 1%), la mayoría de los casos se debió a que los establecimientos escolares estaban cerrados.

Uno de los principales cuestionamientos al sistema, tal como consignó el periodista Cristian Riccomagno del Equipo de Investigación de Perfil, fue que el archivo se manda en un formato desde las escuelas, pero se recibe en otro formato en el CTD. Es que el escaneo de los telegramas genera un un archivo TIFF, pero el centro de cómputos recibe un archivo PNG. Es decir, la imagen que sale de la escuela no es la misma que visualizan los data entry. “Por esa transformación del archivo pedimos el acceso al crudo en el Correo antes que lo capture Smartmatic señaló a PERFIL el apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau, que agregó: “Estamos reclamando el código fuente de cuya auditoria podríamos inferir la vulnerabilidad o no del sistema pero el gobierno no lo quiere entregar pese a que el 11 de julio venció el término que la Cámara Nacional Electoral (CNE) fijó”. En esa línea le expresó a PERFIL sus preocupaciones sobre el cambio de TIFF a PNG, la especialista Beatriz Busaniche, presidenta de la Fundación Vía Libre, que se especializa en software y nuevas tecnologías. “Es una instancia inútil de intermediación, se pierde la trazabilidad del proceso, se pierde la confianza. No tiene ningún sentido ese cambio de formato. La única posibilidad que hay para que esto haya sido puesto ahí es para retrasar o manipular la llegada de los telegramas”, advirtió. Ante los cuestionamientos de cambio técnico, el director ejecutivo de la ONG Transparencia Electoral para América Latina, Leandro Querido, explicó a PERFIL el motivo del paso de TIFF a PNG: “El formato TIFF tiene mejor calidad y permite manejar muchas imágenes (en este caso telegramas) en un solo archivo. Pero como puede llegar a ser muy pesado el archivos por la calidad de imagen, luego se pasa al formato PNG que se elige por compatibilidad con los navegadores más difundidos (Edge, Chrome, Firefox, que por sí mismo no pueden mostrar archivos con formato TIFF) y por agilidad y simplicidad de uso”. Asimismo, aseguró que “ese mismo sistema se usó en elecciones pasadas y no tuvo problemas. Lo transmitía una persona del Correo en absoluta soledad desde un centro digitalización y transmisión”. En ese sentido, apuntó contra la oposición: “Nunca vi al kirchnerismo preocupado por eso. Nosotros en cambio dijimos desde 2015 que eso debía hacerse desde el centro de votación y ante la presencia de autoridades de mesa y fiscales de partido”.

 

También podria interesarte