Ordenan detener a Evo Morales en Bolivia

Por

Morales llegó a la Argentina la semana pasada, proveniente de México y recibió la figura de refugiado político.

El presidente boliviano dimitió en medio de masivas protestas en su contra. Esta mañana,  tras el informe de la OEA había convocado a nuevas elecciones. “Envío mi renuncia a la asamblea legislativa”, dijo Evo Morales.

A través de una transmisión televisiva en vivo, Morales declaró: “Renuncio a mi cargo de presidente para que (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a dirigentes sociales”.

Hemos estado acá al servicio del pueblo, hemos vivido en la pobreza pensando siempre como nunca más haya pobreza”, sostuvo y agregó: “Mi pecado es ser dirigente sindical, es ser indigena. No puedo entender como pueden usar la Biblia para maltratar a la familia, que algunos grupos usan la oración para la discriminación, rezan para hacer odiar a los más humildes, renunciamos para que no sigan siendo pateados. Ahora pueden estar satisfechos Mesa y Camacho, que dejen de patear”.

En ese sentido, Morales aseguró que la renuncia se fundamenta porque: “No queremos que haya enfrentamientos”.

“Mesa y Camacho lograron su objetivo, que no sigan quemando casas de familias, maltratando a esposas e hijos”, dijo y se preguntó: “¿Cómo es posible que la policía boliviana abandone a la familia y le pegue a la familia?“.

En tanto el líder de la oposición Carlos Mesa celebró la renuncia de Morales con un mensaje en redes sociales:

“El 21/10 empezó el golpe de Estado con la quema de los tribunales electorales”, sostuvo durante una conferencia de prensa.

También presentó su renuncia el vicepresidente Álvaro García Linera quien aseguró: “El Golpe de Estado se ha consumado”.

La decisión fue anunciada después de que el comandante general de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, y el de la Policía Nacional, Vladimir Calderón, solicitaran que diera un paso al costado para poder desactivar la crisis política y social. “Para que haya paz”, expresaron.

La noticia se conoció horas después de que una gran cantidad de funcionarios del Gobierno presentaran su renuncia al ahora exmandatario, entre ellos los ministros de Hidrocarburos y Minería, Luis Alberto Sánchez y César Navarro.

El líder boliviano abordó el avión presidencial con el vicepresidente, Álvaro García Linera, rumbo a Cochabamba, feudo donde se sentía más protegido, donde finalmente confirmaron ambos su renuncia.

También podria interesarte