Otro caso de gatillo fácil en Buenos Aires

Por

Un joven de 23 años fue internado en grave estado tras ser baleado por un oficial de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que abrió fuego contra el auto en el que circulaba con niños, en la localidad bonaerense de Villa Luzuriaga. El hecho se produjo este sábado en Camino de Cintura y Carbabobo, de esa localidad del partido de La Matanza.  De acuerdo con información judicial, hubo un roce entre el Fiat Uno en el que circulaban tres parejas y tres menores de edad, y el Fiat Punto en el que se movilizaba el oficial de la PSA. El oficial abrió fuego mientras los vehículos se encontraban en movimiento, según consignó la agencia Noticias Argentinas. El joven herido es Ariel Espada, quien tiene una lesión de bala en el tórax con perforación de pulmón. El oficial apuntado, llamado Ariel Gerber, tiene 41 años, y escapó en un primer momento del lugar tras discutir con uno de los acompañantes del joven baleado, aunque éste llegó a ver su identificación. Brenda, una joven que se encontraba a bordo del auto que recibió dos impactos de bala, relató lo ocurrido en su perfil de la red social Facebook. “Estábamos mi pareja, mi hijo y dos parejas amigas con sus hijas comiendo en una pizzería en San Justo, La matanza. Salimos de allí camino al hospital ya que mi nene estaba con fiebre y conjuntivitis aparentemente”, contó.

“Estábamos circulando por camino de Cintura y Carabobo aproximadamente cuando rozamos un automóvil, unos metros más adelante escuchamos disparos y automáticamente mi amigo Santiago Ariel Espada de 23 años que viajaba en la parte de atrás empieza a gritar ‘me pegaron un tiro’ frenamos el auto automáticamente”, recordó. La mujer contó que bajaron todos para pedirle al automovilista que no dispare porque en el auto había menores. Le preguntaron si era policía y si esa era la razón por la que estaba armado: respondió de forma positiva y mostró su placa de la PSA. “El hombre al ver las criaturas se asustó y trato de calmarnos”, reveló la joven. “Mis amigos llevaron a Santiago al hospital municipal de Morón, a lo que mi pareja y yo, con mi hijo de 2 años a upa, nos quedamos tratando de que el hombre no se vaya. Le pedimos que dejara las llaves del auto y el arma a un costado hasta que llegará un patrullero y lo invito a mi pareja a qué se subiera al auto con él, así estacionaban el auto en la vereda y esperaban el móvil. En cuanto nos corrimos, puso primera y se fue”, describió la joven. Minutos más tarde, Gerber se presentó en el Hospital de Morón, donde fue trasladado el joven herido, y amenazó a sus allegados. “El policía se fue al hospital y amenazó a mi amigo que llevo a Santiago al hospital diciendo que le iba a dar un tiro, cuando identifican que él era el que había disparado el hombre se da a la fuga y en el hospital se suben tres efectivos policiales al Fiat Uno en el que íbamos”, para seguir al Aeroportuario, detalló.

También podria interesarte