UBA: tendrá 15.000 mts y una estación de servicio

Por

Dispondrá de seis centros de investigación en el nuevo predio. Con lo recaudado en la licitación, construirán un edificio “inteligente” en Ciudad Universitaria. Los detalles del convenio que firmó con el gobierno porteño.

El Parque de la Innovación (PI) empezará a tomar forma en el primer trimestre de 2020, cuando el Tiro Federal desocupe los terrenos. Ya para 2022 se espera que se encuentre en total funcionamiento. Son un total de 12 hectáreas: el 65%destinado a espacios verdes y el 35% restante a empresas e institucioneseducativas. En ese predio enorme, la Universidad de Buenos Aires tendrá su lugar.

La UBA y el gobierno porteño firmaron este martes un convenio que establece las pautas del arreglo. La universidad instalará, en una primera etapa, seis centros de investigación. Asimismo, dispondrá de una concesión de una estación de servicio, cuyos ingresos destinará a la construcción de otro edificio y a los programas de becas para estudiantes.

El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta y el rector Alberto Barbieri sellaron el acuerdo ayer por la tarde. La administración porteña le concedió 5 mil metros cuadrados para los primeros seis centros iniciales. En un segundo término, en los siguientes diez años, la UBA tendrá otros 10 mil metros más, también para investigación y actividad académica. Un total de 15 mil metros cuadrados para la casa de estudios.

Al respecto, Barbieri le dijo a Infobae: “Desde 2014, empezamos a trabajar con el gobierno porteño. Antes no había una relación tan fluida, pero como universidad pública que somos tenemos que relacionarnos con el Estado.Desde entonces, avanzamos en distintas cuestiones convenios y cuando surgió el proyecto del PI, nos sumaron como socios estratégicos. Se trata de potenciar la ciencia y tecnología y dinamizar la zona. A nosotros también nos sirve para ahorrar y luego invertir en nuestros estudiantes”.

El convenio propone un ensanche con el puente Labruna para generar un campus conectado. El primer terreno de 5 mil metros cuadrados correrá por cuenta del Gobierno porteño, mientras que los otros 10 mil serán construidos por la UBA. Todavía no está definido cómo será la distribución por áreas de conocimiento.

La obra tendrá un control energético que funcionará en forma automática. Las luces y aires acondicionados se activarán solo cuando haya gente. Afuera también habrá sistemas de parasoles y techos térmicos. A ese edificio se mudarán la mayoría de las oficinas del rectorado, hoy dispersas en pisos alquilados. Sin embargo, la oficina del rector, el Consejo Superior y otros despachos se mantendrán en el edificio tradicional de Viamonte.

El otro 40% recaudado irá a las distintas líneas de becas que ofrece la UBA: la Nicolás Avellaneda, destinada a estudiantes de secundarias públicas, la Rector Ricardo Rojas, que apunta a alumnos de sus colegios preuniversitarios, y la Sarmiento, a la que pueden acceder sus estudiantes universitarios.

También podria interesarte