Un ex policía irá a la cárcel por una golpiza a su perra

Por

Al ser la segunda condena que recae sobre él, cumplirá mes de prisión efectiva por crueldad y maltrato animal.

Un ex policía de 46 años, con condena previa por vejaciones, irá un mes a la cárcel por crueldad y maltrato animal. A través de un acuerdo, reconoció que golpeó salvajemente a una perra pitbull casi al punto de matarla y que no alimentó correctamente a otro perro en su vivienda del barrio Melipal.

El caso llegó a manos de la Justicia a través de una denuncia de una vecina por medio de la aplicación AmVoz. Los dos animales fueron rescatados y atendidos por veterinarios, y se inició una causa contra el dueño. Así el 16 de noviembre le formularon cargos y en el devenir de la causa, este jueves al mediodía, las partes presentaron el acuerdo arribado.

Un ex policía de 46 años, con condena previa por vejaciones, irá un mes a la cárcel por crueldad y maltrato animal. A través de un acuerdo, reconoció que golpeó salvajemente a una perra pitbull casi al punto de matarla y que no alimentó correctamente a otro perro en su vivienda del barrio Melipal.

El caso llegó a manos de la Justicia a través de una denuncia de una vecina por medio de la aplicación AmVoz. Los dos animales fueron rescatados y atendidos por veterinarios, y se inició una causa contra el dueño. Así el 16 de noviembre le formularon cargos y en el devenir de la causa, este jueves al mediodía, las partes presentaron el acuerdo arribado.

El acusado admitió los hechos y la pena, pero planteó

su versión de lo sucedido

Como está previsto en los acuerdos planteados, tras escuchar a las partes, el juez le consultó al acusado si entendía los alcances y si aceptaba su responsabilidad.

“Asumo la responsabilidad porque las circunstancias dicen que tengo que aceptar, pero los hechos no fueron así”, expresó y todos los presentes se sorprendieron, incluido su defensor.

Es que, Covati admitió que golpeó a la perra pitbull porque la misma estaba fuera de sí ya que ese día “le habían dado una vacuna con corticoide y se fue de la casa como por dos horas hasta que la agarre”. “Me hice cargo de que quería matarla, porque si lo agarraba a mi hijo de 2 años, lo mataba. Mi nene hoy está vivo gracias al otro perro, el mestizo que dicen, que se metió a defenderlo cuando la pitbull lo atacó”, relató y agregó que “las lesiones en la pierna del perro son porque la pitbull lo mordió”. Antes que siga, el magistrado pidió un cuarto intermedio para que hablarán el acusado y su abogado.

También podria interesarte