Caso Loan: Laudelina pidió la prisión domiciliaria

Además, Fernando Burlando solicitó la detención de José Codazzi, el ex abogado de la tía del menor.

Fernando Burlando, solicitó a la Justicia Federal la detención de José Codazzi, el ex defensor de Laudelina.

El letrado realizó la petición en el marco de la denuncia que Codazzi tiene en su contra sobre las presuntas amenazas y sobornos a Laudelina para que declare que su sobrino murió atropellado por el ex capitán de la Armada Carlos Pérez y la ex funcionaria municipal María Victoria Caillava.

Previo a que se dé a conocer esta resolución, la mujer decidió despedirlo y se espera que en las próximas horas asuma su defensa la mediática abogada, Mónica Graciela Chirivin.

En este sentido, fue Macarena, la hija de Laudelina, quien manifestó que su mamá declaró bajo amenaza y que todo el tiempo fue coacheada.

Por su parte, la tía de Loan pidió a la jueza federal Cristina Pozzer Penzo que le otorgue prisión domiciliaria para estar cerca de sus hijos, luego del allanamiento en su casa.

Sin embargo, la magistrada aún no tomó una determinación al respecto. Además, durante la jornada se llevaron a cabo rastrillajes en el cementerio, en la comisaría de 9 de Julio, en la casa del ex comisario Walter Maciel y en la vivienda de la abuela Catalina.

En el cementerio los efectivos policiales rompieron la losa de una parcela que llamó la atención de los investigadores porque la misma fue comprada pocos días después de la desaparición de Loan.

Tras varios minutos de análisis, las autoridades confirmaron que no hallaron elementos importantes para la causa.

Sobre los peritajes en la casa de la abuela del menor, informaron que se realizó una inspección ocultar donde se rastrilló un lugar que nunca habían sido peritado.

Por último, la casa de Walter Maciel, la cual queda en las afueras de la localidad, fue allanada por más de 60 efectivos. En tanto, la Justicia ordenó una Cámara Gesell a la hija de 14 años a la hija de 14 años de Laudelina, quien estaba durmiendo cuando Loan desapareció.

Asimismo, en horas de la tarde las hijas de Camila y Macarena fueron trasladadas del hotel a sus hogares, tras la orden de Pozzer Penzo.

En otro orden, el fiscal Juan Carlos Castillo, quien estaba a cargo del caso de la desaparición de Loan cuando el caso era investigado por la Justicia de Corrientes, ordenó que se realice un análisis grafológico de las firmas de Antonio Benítez, tío del menor; Mónica Millapi y su pareja Daniel “Fierrito” Ramírez.

La forense María Luisa Lezcano llevó a cabo el estudio de las rúbricas de los tres acusados que se encuentran detenidos en el Complejo N°3 de Güemes en la provincia de Salta y en la Unidad 7 de Chaco, respectivamente.

En primer término, la pericia reveló que la firma de Benítez denota “simulación voluntaria, excitabilidad y poco cuidado en la realización de tareas”, al tiempo que resalta: “Habría poca atención a los detalles, afán de hacer muchas cosas a la vez”.

Además, el documento utilizó la palabra “parasitismo” y agregó que el tío de Loan sería una persona hipócrita, falto de escrúpulos, calculadora, cerebral y fría, mientras que considera: “Habría una gran capacidad de sacar ventajas, y huidas de las responsabilidades”.

En este sentido, Benítez tendría dependencia emocional con los más íntimos, que tendería a ser enfermizo y presentaría actitudes de desconfianza, egoísmo, costumbre a bajar la guardia y dificultades para adaptarse a ámbitos sociales. 

Por el lado de Mónica Millapi, mujer de Benítez, el análisis caligráfico arroja que es una persona con carácter frío, áspero y duro, mientras que la describe como alguien con energía mal canalizada y un comportamiento tajante con los allegados.
Asimismo, el estudio caligráfico la define como un ser amable y conciliadora, aunque subraya: “No sería su verdadera esencia”. También sufriría de adicciones o alguna enfermedad hormonal que provocaría ciertos temblores y tendría sentimientos de culpabilidad.

“Se dirige a lo social con agresividad. Deseos de posesión de bienes materiales. Resentimiento del pasado”, recalcó. Daniel “Fierrito” Ramírez es un hombre combativo, corajudo, manipulador, cínico y parásito. Ocultaría un complejo de inferioridad y habría falta de escrúpulos al igual que Benítez, señaló.

“Se observaría una reacción agresiva primaria en ambientes amistosos, familiares y de confianza. Inflexión, autoagresión por situaciones de su infancia”, concluyó el análisis ordenado por el fiscal Castillo.

NA