Convocaron a orar por el fin de la Pandemia

Por

La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina invita a realizar una plegaria “por la sanidad de los enfermos” al mediodía. Además, el saludo de Monseñor Oscar Ojea y un mensaje de unión: “Qué bueno sería en nuestra Patria que pudiéramos darnos una tregua en medio de nuestras diferencias”

“En todo el país, estés donde estés”, indica el flyer que invita a sumarse este 25 de Mayo al mediodía, a una cadena de oración por el fin de la Pandemia. La iniciativa llega de la mano de los fieles de las más de 15.000 iglesias que integran la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina que, movilizados por el dolor de las innumerables pérdidas de vidas y la creciente ola de contagios proponen un rezo masivo “por la sanidad de los enfermos y el consuelo para las familias que perdieron seres queridos”.

También por la difícil situación económica y social que afecta a millones de argentinos.

La idea -explica el pastor Rubén Proietti, titular de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA)- es dejar lo que estemos haciendo a las 12 del mediodía y dedicar nuestra petición a Dios. “Queremos que llegue como una sola voz estruendosa la súplica de los argentinos que amamos a Dios y a las personas”, señaló

“Cada compatriota que profesa la fe en Jesucristo transita estos días con la convicción de un compromiso inquebrantable en velar por el otro, por nuestro prójimo, en pos de suplir necesidades. El accionar de las iglesias evangélicas se visibiliza en cada rincón del territorio nacional: sumando camas, preparando viandas, acondicionando gimnasios y templos, para que allí se alojen los casos más leves y puedan así estar cómodos y bien atendidos”, dice Proietti.

La idea -explica el pastor Rubén Proietti, titular de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA)- es dejar lo que estemos haciendo a las 12 del mediodía y dedicar nuestra petición a Dios. “Queremos que llegue como una sola voz estruendosa la súplica de los argentinos que amamos a Dios y a las personas”, señaló

“Cada compatriota que profesa la fe en Jesucristo transita estos días con la convicción de un compromiso inquebrantable en velar por el otro, por nuestro prójimo, en pos de suplir necesidades. El accionar de las iglesias evangélicas se visibiliza en cada rincón del territorio nacional: sumando camas, preparando viandas, acondicionando gimnasios y templos, para que allí se alojen los casos más leves y puedan así estar cómodos y bien atendidos”, dice Proietti.

Qué bueno sería en nuestra Patria que pudiéramos darnos una tregua en medio de nuestras diferencias, de nuestras distintas maneras de sentir, de pensar, de ver, de opinar, de enojarnos, de agredirnos; que pudiéramos nosotros hacer un tregua mirando aquello que es lo más importante en este momento, como ayudarnos a superar esta enfermedad. Tenemos que estar juntos porque si estamos juntos vamos a poder enfrentar mejor este momento”, sostuvo Ojea.

Hacia el final de su mensaje para el Día de la Patria, agregó: “Le pedimos al Señor por nuestra Patria, le pedimos que la cuide; le pedimos a la Virgen, la Madre de nuestra Patria, que la cuide, especialmente en este momento tan difícil, que nos ayude a convivir mejor en este momento de dolor”.

También podria interesarte