Copa Davis: Pella y Schwartzman le dieron el triunfo a Argentina

Por

Pella derrotó a Jarry, Schwartzman selló el triunfo ante Garin y la pareja González-Mayer estiró la ventaja en el doble frente a Podlipnik y Jarry. Se viene Alemania.

Argentina ganó su primera serie de Copa Davis con el nuevo formato: derrotó 3-0 a Chile y se adelantó en el Grupo C de las Finales de Madrid. Guido Pella y Diego Schwartzman se lucieron en los singles para sellar el triunfo y la pareja conformada por Máximo González y Leonardo Mayer agrandó la ventaja en un punto clave con vistas al objetivo de pasar a cuartos de final. “El 3-0 sin perder sets nos deja muy bien parados para avanzar de ronda, que es el primer objetivo que vinimos a buscar”, describió el capitán Gastón Gaudio, tras el contundente triunfo frente al equipo de Nicolás Massú.

Pella fue el encargado de abrir la jornada en la cancha central contra Jarry, que venía de cerrar un año irregular y se encuentra lejos de su mejor versión. El bahiense desplegó un planteo consistente desde la base, obligó a su rival a tener que buscar las líneas para ganar los puntos y lo derrotó 6-4 y 6-3. Así lo analizó el propio Pella: “Era muy difícil por muchas circunstancias. Éramos favoritos y teníamos la presión, pero hice un partido inteligente y Jarry se sintió incómodo. Pude neutralizar su saque durante todo el partido, salvo cuando metió de esos que no puede agarrar nadie. Jugué muy sólido y en la desesperación de no encontrar huecos los jugadores suelen errar”.

Gaudio, por su parte, coincidió con el zurdo: “Trató de ser sólido en la línea, erró muy pocas bolas; Jarry sintió la impaciencia y se la tuvo que jugar. Haber provocado sus errores fue mérito de Guido”.

En uno de los entrenamientos previos, Pella le había dicho a Gaudio que no confiaba en él, a modo de broma. El capitán refleja parte de su personalidad con el actual número 25 del mundo: “Lo que pasa es que Guido se bajonea mucho, es bastante parecido a mí. Es así como pesimista, como cuando yo jugaba. Cada vez que toca la bola siento que la estoy tocando yo. No quiero que se tire para abajo”.

A continuación fue el turno de Schwartzman, líder del plantel nacional y 14° del ranking ATP. El Peque exhibió lo mejor de su fortaleza de fondo y borró de la cancha a Garin, la mejor pieza del conjunto chileno: se impuso 6-2 y 6-2 casi sin atenuantes y de esa manera selló una victoria bisagra para la Argentina. “Garin me mostró algunos errores desde el principio y eso me dio confianza para seguir jugando sólido, punto por punto. Fue uno de los mejores partidos que tuve en Copa Davis”, detalló el jugador de 27 años. Su performance le valió los elogios de su propio capitán: “Lo del Peque fue fabuloso, tácticamente jugó perfecto, hizo todo lo que habíamos pensado. Erró tres pelotas pero el resto del partido estuvo bárbaro”.

En el nuevo formato de la Davis el doble cobra una mayor preponderancia: puede resultar muy valioso incluso con la serie ya definida por la sumatoria de triunfos, sets y games con vistas a los cuartos de final, instancia a la que se clasificarán los seis primeros de cada zona y los dos mejores segundos.

La Argentina repetirá dupla porque Zeballos, el número cuatro del mundo y la mejor carta de la albiceleste en el rubro, será preservado y tampoco podrá actuar. En efecto, Gaudio fue claro: “No sé cómo está Horacio porque me la pasé en la cancha. No hablé con él por cómo se siente, pero no creo que llegue. Seguro lo vamos a cuidar”.

También podria interesarte