El Foro de Seguridad de Charata pide controles de alcoholemia

Por

El presidente del Foro de Seguridad, Oscar Ramos, vivió un hecho particular el domingo por la mañana, que generó un pedido hacia el Municipio, por la seguridad vial. “Aproximadamente, cerca de las 10.30, vinimos con mi mujer al negocio (Liniers y Yapeyú), estábamos tomando mate, y pasa un vehículo blanco a toda velocidad. Me llamó la atención porque aceleró a fondo, y no pasaron ni cinco minutos y siento otra vez el ruido por calle Chubut, cruza Liniers y se siente una frenada, y acelera de nuevo, luego aparece otra vez sobre Liniers, y aceleró a fondo hacia la ruta, vuelve otra vez a aparecer sobre Chubut, gira sobre liniers, y antes de terminar gira a la izquierda, provocando un trompo, en contra mano”, detalló Ramos.

Luego vienen los vecinos, a preguntarme qué se podía hacer. Previo a esto llamé al 911 y al Comisario Eduardo Obez (Jefe de Zona Interior Charata). Los vecinos me decían que una criatura que iba por el lugar se salvó de casualidad. Lo empecé a seguir, sin dirección fija porque lo había perdido de vista, pero veía tierra en el Barrio San Martín, y ahí me encontré con la policía que lo estaba buscando, volví por Barrio Malvinas, pero no lo encontré así que regresé por Liniers hacía las vías, y lo veo en el semáforo, y me encuentro que estaba estacionando sobre calle Mendoza, y baja. Por su forma de caminar, se veía que le aflojaban las piernas, llegó la policía, en ese momento”, continúo.

“El jefe del 911, me dice en ese momento que habló con la Jueza de Faltas para secuestrar el vehículo, porque esta persona no quería salir de su domicilio, así que luego me retiré porque ya estaba en manos de la policía la situación”, indicó Ramos.

Lo que contó no es un hecho aislado, ya que durante los domingos, por la mañana, el hecho se repite. Sin ir más lejos, el domingo hubo un siniestro que no se cobró vidas de milagro, sobre calle Castex, cuando un automóvil impactó una construcción, y su conductor y acompañante resultaron heridos. “Hace falta que haya inspectores municipales a la salida de los boliches, para hacer los controles de alcoholemia. El problema mayor es la gente adulta, es lo que vimos en nuestra experiencia como Padres en Ruta”, remarcó Ramos.

“El Estado debe comprometerse y hacer acto de presencia. También es un mensaje para jueces y fiscales, todos tenemos hijos, nietos, sobrinos, y hay que cuidar a la juventud en general, a la comunidad, de esta gente que no toma conciencia”, señaló, y agregó “Si esto pasa ahora, qué puede pasar más adelante, en las fiestas. Necesitamos el compromiso del Estado y de la gente”.

También podria interesarte