Hubo entre 200 y 250 femicidios desde enero a septiembre

Por

Entre los meses de enero y septiembre de 2019 se perpetraron entre 203 y 250 femicidios en la Argentina, lo que representa un asesinato cada 32 horas, según los últimos informes proporcionados por el observatorio del movimiento feminista Mumalá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) y el Observatorio Ahora Sí Que Nos Ven. Según las cifras de la primera organización mencionada, sólo en septiembre 25 mujeres fueron asesinadas, en su mayoría femicidios “directos, de mujeres asesinadas por su pareja o expareja”, explicó la titular de la organización, Sylvia Ferreyra. Por otra parte, el Ahora Sí Que Nos Ven indicó este miércoles que, según su propio sondeo, la cantidad de femicidios perpetrados de enero a septiembre fue de 250. “Tenemos a la fecha 203 femicidios que se suman a lo que venimos relevando en lo que va de año, y tenemos además 35 casos en investigación todavía”, explicó Ferreyra, de Mumalá. Para Raquel Vivanco, del Observatorio Ahora Sí Que Nos Ven, la cifra “no sólo es alarmante por el incremento de la violencia machista, sino que también visibiliza la falta de voluntad política de erradicar la violencia de género”.

En septiembre, cuatro casos conmocionantes Los últimos casos fueron especialmente conmocionantes, como el que ocurrió en la localidad bonaerense de Chascomús, cuando Navila Garay, una adolescente de 15 años, fue hallada asesinada de 17 mazazos. El femicida era un pariente de su madre, Néstor Garay, de 56 años, que fue quien le indicó a una vecina que había enterrado “el perro ahí”, en su propiedad. También impactó el asesinato de Laura “Cielo” López, una joven de 18 años, que fue violada, asesinada, descuartizada y arrojada a orillas del río Limay, cercano a la ciudad neuquina de Plottier, por Alfredo Escobar, de 28 años. Lo mismo ocurrió con el caso de Cecilia Burgadt, una enfermera de 42 años que fue asesinada a golpes por su expareja.

“Estos tres casos conmocionaron a sus comunidades por la violencia y la saña de sus femicidas, lo que nos lleva a la reflexión de cómo han sido abordados por los medios de comunicación este tipo de crímenes”, opinó Ferreyra. Debido a esto es “necesario activar protocolos para trabajar de manera profesional acorde a la gravedad del caso y no encarar esto como un espectáculo para vender en horas pico”, reprochó la activista. El informe de Mumalá indica que los 175 feminicidios directos registrados en lo que va de año se suman una decena de asesinatos vinculados de niñas o mujeres y otros 14 homicidios en los que la víctima fue un niño o un varón. El 40% de los asesinatos de mujeres fue cometido por la pareja de la víctima, y otro 28% por la expareja. En un 10% de los casos el agresor era familiar de la víctima, y en otro 16% el victimario era conocido o del círculo íntimo de la mujer. El informe indica además que el 30% de las mujeres víctimas fueron asesinadas con un arma blanca, otro 26% con un arma de fuego, un 17% más a golpes, otro 13% asfixiadas y 8% quemadas.

Datos puntuales del informe de Mumalá – El 17% de Mujeres víctimas de femicidio había denunciado a su agresor previamente, el 9% tenía restricción de contacto o perimetral, el 2% botón antipánico. – El 21% de los agresores se suicidó, y el 5% lo intentó. – El 5 % de los femicidas está prófugo. – El 6% de los femicidas asesino a más de una víctima. – En el 36% de los casos víctima y victimario convivían. – El 10% de las víctimas estuvo desaparecida. – El 6% fue abusada sexualmente. – El 5% estaba embarazada. – El 7% de los femicidas pertenecía a alguna fuerza de seguridad, de estos el 60% policía y el 25% militar retirado/pasivo, el 7,5 policía retirado y el 7,5% militar activo. – Del total de femicidios cometidos con armas de fuego, el 15% fueron cometidos con un arma reglamentaria.

También podria interesarte