La comunidad árabe rechazó el decreto de Macri

Por

En un comunicado, la Confederación de Entidades Argentino Árabes (Fearab) advirtió sobre los riesgos diplomáticos, políticos y de seguridad de involucrarse en favor de Estados Unidos en el escenario de Medio Oriente.

Días antes de que el presidente Mauricio Macri firme un decreto para declarar a Hezbollah como una organización terrorista, la comunidad árabe expresó a través de un comunicado su “profundo pesar y consternación por los graves y nocivos efectos diplomáticos, de seguridad y políticos que la aplicación de tal medida implicaría”.

La Confederación de Entidades Argentino Árabes, Fearab Argentina, emitió un duro comunicado en el que califica como “preocupante” la decisión del Presidente, que se concretará en el marco de la visita del secretario de Estado de Donald Trump, Mike Pompeo, y de un nuevo aniversario del atentado a la AMIA.

El colectivo de más de 350 entidades de ciudadanos argentinos de tercera, cuarta y quinta generación de descendientes de inmigrantes realizó un detallado punteo alertando por las consecuencias de la actitud del Gobierno nacional.

En su comunicado, la entidad destacó que la declaración traería las siguientes consecuencias:

  • Contravendría la histórica postura de imparcialidad de la República Argentina en materia diplomática, así como su tradicional apego al derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas, que prohíben toda injerencia externa en asuntos de los estados soberanos.
  • Afectaría la posición argentina en el marco de las históricas, respetuosas y solidarias relaciones bilaterales argentino-libanesas que datan del nacimiento mismo del moderno Estado libanés, hace ya 76 años. A diferencia de grupos extremistas internacionalmente reconocidos como Al Qaeda, ISIS o Frente Al Nusra, que parecen no preocupar a esta iniciativa, el movimiento político libanés Hezbollah es un partido político oficial con actual participación en el Gobierno de la República del Líbano, que encabeza el presidente Michel Aoun, así como con una presencia de 13 bancas de las 128 del Parlamento de dicha nación levantina
  • Marcaría un poco deseable sendero de parcialidad en uno de los principales y más complejos conflictos internacionales como lo es el que aqueja al Cercano Oriente árabe y el llamado Medio Oriente ampliado; importando a su vez así, a nuestro país, temáticas de un conflicto externo que no le son propias.
  • Asimismo, la decisión de un tan claro posicionamiento argentino bajo las agendas y presiones de los Estados Unidos de América y el Estado de Israel, llevada adelante mediante un decreto y no a través del lógico y necesario debate en el ámbito natural que es el Poder Legislativo, significaría un paso en el debilitamiento tanto del proceso democrático de la República Argentina, como de la fundamental independencia soberana de nuestro país en la toma de decisiones en materia de política exterior.
  • En el ámbito doméstico y ciudadano, la informada e inminente creación del llamado Registro Nacional de Personas y Organizaciones Sospechosas de Terrorismo (Renapost), orientado en la práctica exclusivamente a lo relativo al mencionado partido político libanés, abriría las puertas a nuevas manifestaciones de injustificada persecución por parte de los aparatos de seguridad nacionales, sobre honorables miembros de nuestra colectividad, como ya ha sucedido recientemente con dos tristes episodios en el marco de la visita del G20 en noviembre de 2018, por no mencionar otros casos anteriores de menor intensidad pero igualmente preocupantes.

También podria interesarte