La izquierda ganó en Bogotá

Por

De una casa humilde llena de bibliotecas pasó la Universidad, luego al Congreso. Hoy es la primera mujer alcaldesa de Bogotá: Claudia López (foto), feminista, lesbiana, independiente, logró más de un millón de votos para la Alcaldía de la capital colombiana. En Medellín, Daniel Quintero, ex vice ministro de Juan Manuel Santos, y avalado por varios partidos obtuvo la alcaldía. Las noticias del triunfo también fueron para quienes dejaron las armas y se lanzaron a la política. Guillermo Torres y Edgardo Figueroa fueron insurgentes y lograron las alcaldías de Turbaco y Puerto Caicedo, convirtiéndose en los primeros reinsertados en lograr un cargo de elección popular tras el Proceso de Paz con las antiguas Farc – Ep.

El gran derrotado, el uribismo, en medio de un buen clima electoral: ni la guerrilla del ELN, ni las mafias, ni las disidencias Farc atacaron puestos de votación como era común antes del giro histórico hacia el diálogo que vive Colombia en su historia reciente.

En Cartagena, William Jorge Dau, de izquierda logró el primer despacho local. Y en las gobernaciones la mayoría fueron ganadas por equipos de coaliciones. Los partidos tradicionales únicos obtienen cada vez menos cargos de elección popular, mientras los candidatos del partido de derecha Centro Democrático fueron derrotados en las principales capitales del país: Cali, Bucaramanga, Medellín, Santa Marta, Bogotá, Cúcuta, Montería, César, Boyacá, Manizalez y Caquetá ya no son fortines del uribismo. Todos hablan del “despertar de los colombianos” que, pese a todo, salieron a votar en menor cantidad esta vez en relación con las elecciones presidenciales y que siguen marcando una alta tendencia en abstencionismo.

Ganó la ética, aseguraron analistas a lo largo de la jornada. “Por fin ganamos”, fueron las primeras palabras de la nueva alcaldesa de Bogotá, una de las principales opositoras de Uribe que es reconocida por sacar adelante la lucha anticorrupción y denunciar la participación de paramilitares en las campañas de Uribe y su sector político. “Hoy era el día de las niñas”, agregó, recibiendo ovación. “También de los jóvenes, de las mujeres, de las familias hechas a pulso, como la suya, como la mía”, expresó López.

Por su parte, uno de los líderes de la izquierda, Gustavo Petro, trinó que “es el comienzo del fin de Álvaro Uribe Vélez”, quien no se manifestó hasta el cierre de esta edición. El gran perdedor de estas votaciones ha sido cuestionado ética y jurídicamente con ferocidad por sus opositores, y también por gente del común que en encuestas de medios independientes lo señalan de indecente. Los colombianos, al parecer, se están cansando de las violencias y la trampa. Los últimos días no fueron fáciles para muchos sectores: líderes asesinados y políticos atacados.

También podria interesarte