La jefa de Bomberos lesionada tras intervenir en un incendio

Por

Posee quemaduras de Primer y Segundo grado. Intervino en un incendio en Fontana.

Esta tarde, a las 17, la Jefa del Cuartel de Bomberos Voluntarios Departamento San Fernando, tuvo que ser trasladada al Centro de Salud de Villa Rio Negro y luego al Perrando, por las lesiones que contrajo en un incendio en el barrio Querini, de Fontana.

La oficial Principal Ana María Gómez,  fue examinada en el nosocomio donde le diagnosticaron  “quemaduras de Primer y Tercer grado en ambos miembros superior y en miembro inferior izquierdo”

A causa de esto, el bombero  permanece en la Guardia y Emergencia del Hospital.

Lo comunicó en sus redes:

No todos los dias son de color de rosas…hoy tuvimos una experiencia diferente.
Cerca del mediodía fuimos comisionados para asistir a un incendio de pastizales en proximidades a viviendas en el Barrio Querini de Fontana.
Al lugar llegamos en nuestro camión autobomba con tres bomberos más y sin perder tiempo comenzamos a extinguir el gran foco de fuego que se aproximaba a las casas de la zona.
Los vecinos colaboraban con baldes de agua y entre todos logramos el objetivo de extinguir el foco….hasta que en un momento dado, mientras se intentaba salvar del fuego a una edificacion, el terreno cedió y caímos entre brasas’ sin posibilidad se salir, comenzando a pedir el auxilio necesario hasta que uno de nuestros.compañeros se dan cuenta y se acerca con una línea y nos socorre, primero arrojando agua y después nos ayudo a salir utilizando la manga como elemento de rescate.
En el tiempo que estuvimos expuestos al fuego SUFRIMOS QUEMADURAS DE 1RO Y 2DO GRADO EN MANOS Y PIERNAS, QUEMADURAS QUE NO HUBIERAN SIDO DE TANTA GRAVEDAD DE HABER TENIDO EL EQUIPAMIENTO NECESARIO (Y VARIAS VECES PROMETIDO) PARA ESTE TIPO DE SITUACIONES., ya que se quemaron nuestros pantalones, borceguies, guantes y ahora? A seguir esperando el tan anhelado nuevo equipamiento.
Muy doloridos fuimos socorridos por nuestros compañeros e inmediatamente trasladados al Centro de Salud de.Villla Río Negro donde fuimos atendidos con mucha cordialidad por médicos y enfermeros que nos asistieron muy rápido y debido al cuadro que presentaban las quemaduras nos derivaron al Hospital Perrando para una mejor atención.
Nuevamente la protección y la bendición de Dios estuvo presente en ese momento, porque las consecuencias hubieran sido otras si pasábamos más tiempo en esas condiciones de exposición al calor.
Por unos días estaremos fuera de servicio hasta recuperarnos bien y estar nuevamente al servicio de la comunidad, como siempre.
A todos los que se preocuparon e hicieron llegar sus muestras de afecto, muchísimas gracias.
Este fue solo un tropiezo, pero nuestro coraje y voluntad siguen intactos….

También podria interesarte