La mayoría de los jefes de Gabinete incumplió su deber de informar

Por

Los 13 jefes de Gabinete que tuvo la Argentina tuvieron una performance muy dispar a la hora de rendir cuentas frente al Congreso. En conjunto, los ministros coordinadores asistieron solo al 38% de las sesiones informativas previstas por mandato constitucional para que el Gobierno explique la marcha de su gestión frente a los diputados y senadores.

Así lo determina un minucioso informe realizado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) que analizó las sesiones informativas de los jefes de Gabinete ante el Congreso entre 1995 y 2018.

De acuerdo con ese estudio, la gestión de Mauricio Macri fue la que más cumplió, con un 67% de asistencia a las citas al Congreso previstas por ley, mientras que las gestiones de Fernando de la Rúa y Cristina Kirchner fueron las más incumplidoras, con una tasa del 25% (una de cada cuatro sesiones previstas). Dentro de cada mandato presidencial, sin embargo, los sucesivos jefes de Gabinete mostraron un desempeño muy dispar.

La reforma constitucional de 1994 introdujo la figura del jefe de Gabinete de ministros como novedad en el sistema político argentino. Esos “ministros coordinadores” deben informar y responder las preguntas del Poder Legislativo sobre el desempeño gubernamental asistiendo una vez por mes, de forma alternada, a las cámaras del Congreso. La Constitución prevé que el jefe de Gabinete entregue un informe escrito y brinde un informe oral, instancia que se transforma en arena para cruces de mayor voltaje político con la oposición.

La impronta que el llamado “ministro coordinador” les impuso a las sesiones informativas fue independiente de los presidentes de turno. Así, durante la gestión de Cristina Kirchner, mientras que Jorge Capitanich asistió al 89% de las sesiones informativas que le correspondieron, su sucesor Aníbal Fernández no cumplió nunca.

También podria interesarte