La policía británica tuvo que despejar playas

Por

Los británicos se volcaron masivamente a las playas pese a que rige el distanciamiento social y otras medidas para prevenir el coronavirus.

La ola de calor que llegó a Europa fue la excusa que necesitaron los británicos para salir masivamente a las playasAnte la aglomeración de personas las autoridades locales tuvieron que hacer intervenir a la policía. En todo el Reino Unido rigen medidas de aislamiento social para evitar el contagio del coronavirus, como guardar dos metros de distancia entre personas.

En el día más caluroso del año en el Reino Unido, la temperatura alcanzó los 33,3 grados centígrados en el aeropuerto londinense de Heathrow. Pese a la consigna de mantener la distancia para evitar la propagación de la covid-19, las multitudes llenaron las playas. Ante esta situación el ayuntamiento de Bournemouth, ciudad costera del sur de Inglaterra, declaró la situación como un “incidente grave”. Acto seguido, envió una respuesta coordinada compuesta por policías y servicios de rescate para dispersar a las personas. “Seguimos en una crisis sanitaria y el gran número de personas que visitan nuestra zona aumenta la presión sobre nuestros servicios de rescate”, dijo Sam de Reya, de la policía local.

En un comunicado, el ayuntamiento catalogó la actitud de los bañistas como “irresponsable” y “chocante”. Ya con las fuerzas en las calles emitieron más de 500 multas por estacionar ilegalmente e incumplir la prohibición de acampar. También por abusos verbales ya que los ciudadanos no recibieron a los policías de la mejor forma. Sólo en la tarde del jueves se recogieron en las costas de la localidad más de 33 toneladas de basura. El gobierno local tuvo que pedirle a los habitantes de las ciudades cercanas que no concurran a sus playas. “No estamos en condiciones de recibir tantos visitantes en este momento (…) por favor no vengan, no estamos listos para recibirlos“, suplicó la alcaldesa, Vikki Slade.

También podria interesarte