Le amputaron la pierna equivocada a una jubilada

Por

Un insólito error desencadenó un escándalo de mala praxis en una clínica de Berazategui, al sur del conurbano de la provincia de Buenos Aires. La víctima es una jubilada de 66 años que sufría de diabetes y a quien, debido a esta enfermedad, se le tenía que amputar la pierna derecha. Sin embargo, los médicos se equivocaron y le seccionaron el miembro izquierdo. El hecho tuvo lugar en el Nuevo Sanatorio Berazategui, ubicado en avenida 14 y calle 141. La institución hasta el momento no se expresó sobre el tema, aunque la hija de la mujer ya se presentó en la Fiscalía Descentralizada de Berazategui y radicó una denuncia. Por su parte el PAMI anticipó que iniciará acciones legales. “Estaba programada una cirugía desde la semana pasada. Ya se le había amputado el primer dedo de su pie derecho. Esa cirugía se realizó normal y le sacaron la necrosis que había. La devolución fue que el pie seguía comprometido, pero que estaba la decisión de amputar solo ese dedo”, contó Mayra, la hija, este miércoles 24 de julio en declaraciones al canal de noticias TN.

“En la semana vino el doctor Rico y nos dijo que, como la infección avanzaba, había que amputar la pierna derecha. Esto fue el domingo al mediodía. El día lunes nos avisaron que la iban a intervenir. Entra al quirófano a las 7 de la tarde y la cirugía no duró más de 45 minutos o una hora. Cuando el doctor salió, nos dijo, como ya sabíamos, que habían tenido que amputar arriba de la rodilla del miembro derecho”, agregó. Cuando llevaron a su madre a su habitación, se dieron cuenta de lo peor. “Cuando volvimos a la habitación, entro con mi esposo y ahí nos damos cuenta que el miembro que faltaba era el otro. Estaba claro desde un principio que (la pierna a amputar) era la derecha, en toda la historia clínica se estuvo hablando siempre que se iba a amputar esa pierna”, detalló Mayra. “Cuando mi esposo advierte esto, digo ‘¡no puede ser!’ Levanto las sábanas y veo que el miembro que faltaba era el izquierdo. Salgo corriendo y toco el timbre del quirófano”, narró la mujer. Además calificó de “esta vergüenza de persona”, al traumatólogo a cargo de la operación, de apellido Cardozzo. Cuando se topó con el médico, continuó, “salgo a hablarle, es como que se iba y le digo ‘¡¿qué hiciste!'” Y” ahí empezamos a discutir. Él estaba muy nervioso, no sabía qué decir, no tenía palabras”, agregó.

También podria interesarte