Quién ganó el segundo debate presidencial, según los analistas

Por

Con el turno del presidente Mauricio Macri en la palabra, comenzó el segundo debate obligatorio de candidatos en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

El primer tema de discusión entre Macri, Alberto Fernández, Roberto Lavagna, Nicolás del Caño, Juan José Gómez Centurión y José Luis Espert es el de Seguridad. Luego siguieron Empleo, Producción e Infraestructura; Federalismo, Calidad institucional y Rol del Estado es el tercer tema; y Desarrollo Social, Ambiente y Vivienda, el cuarto. Los analistas tomaron apuntes y compartieron sus reflexiones con PERFIL. El primero en enviar su percepción fue Iván Ambroggio, consultor político y Director de Gestión de Gobierno en la Universidad de Belgrano.

“Acting, algunos gramos de histrionismo, poca discusión de ideas y crecimiento de la polarización. Esto es lo que dejó el debate de hoy en la UBA. La seguridad se politizó una vez más. Mauricio Macri citó indicadores de reducción de homicidios de ONU (hace muchos años que Argentina y Chile ocupan los lugares con menores indicadores de homicidios de América Latina) pero no mencionó la tasa de robos cada 100 mil habitantes, que en la que Argentina duplica el promedio hemisférico (esto explica bastante bien la sensación de inseguridad que salta en las encuestas)”, deslizó al analizar el segundo encuentro de los contendientes a la presidencia.

El consultor especializado en Comunicación Institucional y Política Eduardo Reina esgrimió en diálogo con PERFIL: “Sucedió lo esperado, el mismo formato de debate tiene las mismas consecuencias del anterior, aburrido y denso. Mñas que un debate pareció un espacio libre para uso de propuestas políticas, Mauricio Macri estuvo mas contundente que el debate anterio , esto no significa que Fernández estuvo mal, es que cada uno tiene cosas diferentes para ganar o perder.

Del Caño parecía un vendedor de transporte publico de la Izquierda, le falto seriedad desde su vestimenta a sus dichos. Lavagna la campaña le pesó mucho y se notó en la falta de firmeza y la decisión de enfrentar. Creo que fue el gran perdedor del debate”.

“Es posible que muchas de nuestras percepciones nos sean  indiferentes en lo racional  pero la mayoría de ellas van íntimamente ligadas a proceso emocionales dando lugar  a sentimientos o a emociones agradables o desagradables. Para ello se realiza una agrupación de percepciones que luego decidirá el voto”, concluyó.

También podria interesarte