Santa Fe adhirió a las restricciones de Nación

Por

Las aulas estarán abiertas en el resto de la provincia. El gobernador envió una nota a Santiago Cafiero para volver a analizar los criterios que impusieron esa medida. Además, pidió más respiradores.

El gobernador de Santa Fe Omar Perotti anunció este domingo por la noche que adherirá a las restricciones impuestas por el Gobierno nacional en el último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), pero anticipó que buscará sostener las clases presenciales en toda la provincia. En Rosario y San Lorenzo, se suspendieron durante siete días, pero el mandatario le pidió al Ejecutivo nacional “reanalizar los indicadores” que llevaron a tomar esa determinación. “Nos preparamos para que los chicos estén en la escuela”, manifestó.

En un mensaje grabado, señaló que la mayoría de los departamentos de Santa Fe están en alto riesgo epidemiológico, excepto San Lorenzo y Rosario, que están bajo “alerta sanitaria”. Por eso, en esos dos distritos no habrá clases presenciales durante siete días.

“Esto queremos discutirlo con el Gobierno nacional y le enviamos una nota al jefe de Gabinete Santiago Cafiero. Esos indicadores hay que analizarlos en vistas de las particularidades de la provincia y de nuestro sistema sanitario”, aseguró Perotti.

Explicó que Santa fe tiene 19 departamentos que concentran en algunos lugares los centros de internación. “Es allí donde están las principales unidades de terapia intensiva”, afirmó. “Una medición de camas en un lugar donde todos derivan, sin dudas va a dar muy alto, aunque los pacientes no le pertenezcan. Estas cosas queremos reanalizarlas con el Jefe de gabinete”, agregó.

Dijo que en Rosario y San Lorenzo están “desplegando un plan de contingencia e incorporación de camas, tanto en el sector público como privado”. “Contamos con el compromiso del presidente de acercar más respiradores. Esto va a mejorar uno de los parámetros, pero no es limitada la capacidad de crecimiento, por lo que hay que disminuir los casos, eso se consigue sacando circulación”, explicó.

El gobernador destacó que la decisión de suspender la presencialidad en los dos departamentos que están en alerta sanitaria es “solo por siete días”, mientras que, en el resto de la provincia, las aulas abrirán desde el lunes con normalidad.

“Santa Fe se preparó para que los chicos vuelvan a la escuela. Más de 500 mil chicos quedaron desvinculados en la primera ola, por eso preparamos los establecimientos educativos y los protocolos. Vacunamos al 98% de los docentes”, aseveró. “Por eso, queremos rediscutir esta situación en Rosario y San Lorenzo”, enfatizó y volvió a llamar al jefe de Gabinete a volver a analizar parámetros en los próximos siete días.

También podria interesarte