Estudian más medidas para contener la fuerte suba del dólar

Por

Tras el salto del dólar el viernes a un nuevo valor récord de $ 62,03, el Gobierno analiza este fin de semana medidas adicionales para tratar de cumplir con la prioridad de estabilizar el tipo de cambio hasta las elecciones presidenciales de octubre. Para tranquilizar a los ahorristas, los bancos privados y públicos mejoraron la provisión de billetes y analizan extender el horario de atención al público por dos horas. “No tenemos un problema de liquidez”, señalaron desde una de las entidades privadas, que de todas formas explicó que “se tomaron medidas para abastecer a los clientes”. Desde uno de los bancos públicos indicaron que “desde el lunes (mañana) habrá una mejor respuesta en cuanto a dinero físico disponible”. En los últimos tres días hubo bancos que perdieron el 5% de sus depósitos en dólares, según fuentes del mercado. Controles. Para la contención de la cotización del billete verde, se barajan varias alternativas como ampliar el control de capitales, poner cupos a la compra de dólares y fijar plazos para la liquidación de divisas.   La más concreta hasta ahora es una intervención más fuerte a partir de mañana del BCRA en el mercado cambiario. En la autoridad monetaria evitaron confirmar la medida ante la consulta de PERFIL, pero tampoco la negaron.  Otras fuentes aseguraron que “lo de la intervención agresiva está 90% confirmada, seguramente mañana que es feriado en Estados Unidos se abra con una oferta grande”: implicaría un giro a la táctica desplegada hasta ahora por el BCRA que conduce Guido Sandleris que consistía en no anticipar el monto de intervención para que el mercado no le tomara el pulso.

Luego de la derrota oficial en las PASO, el BCRA arrancó el lunes 12 de agosto con ventas de reservas por US$ 105 millones, y fue subiendo hasta escalar a US$ 387 millones el viernes último. Norberto Sosa, de Invertir en Bolsa, razonó que “no luce sustentable vender casi US$ 400 en forma diaria, por lo tanto, necesita cambiar la estrategia”. El financista Christian Buteler dijo que una intervención más fuerte sería “una buena medida, si se analiza desde el inicio de la crisis en 2018, fue la única táctica que funcionó, y que erróneamente la sacaron luego de firmar con el FMI, pensando que el acuerdo era suficiente”. Mauro Mazza, de Bull Market Brokers, señaló que “el 45% de las compras de dólares son menores a US$ 10 mil, solamente un 10% del monto corresponde a montos mayores a US$ 2 millones, es muy probable que puedan domar la situación por semanas” con una intervención mayor. Matías Rajnerman, de Ecolatina planteó que “cuando Sturzenegger había puesto una pared de US$ 5 mil millones en $ 25 fue efectiva en una economía más pujante que tenía mucho más poder de compra en dólares, a priori tendría que pensar que es efectivo, pero el problema es que hay una cuestión irracional y hay tanto miedo que en este contexto no se sabe”. Leonardo Chialva, de Delphos, consideró que salir con un monto fuerte “puede ser psicológico, para dar una señal de que no lo van a dejar ir”, pero advirtió “puede durar unos días, ya que si la demanda es por algo más de fondo te llevan puesto igual”. En el actual escenario donde el stock de reservas internacionales sufrió en agosto una caída de US$ 13.800 millones y hay bajo análisis otras medidas para evitar mayor salida de divisas.

También podria interesarte