Adultos mayores con Covid-19 serán atendidos en el Club de Viviendas

Por

Así lo anticipó la subsecretaria de Personas Adultas Mayores, Cristina Aboitiz, quien aclaró que a ese espacio se destinarán personas con síntomas leves, que no requieran internación. Se duplicaron las denuncias por abandono y violencia contra personas de la tercera edad.

En el inicio de una nueva fase del aislamiento preventivo, social y obligatorio, la subsecretaria de Personas Mayores de la Provincia, Cristina Aboitiz, confirmó que no hay casos positivos en las instituciones públicas y adelantó que el Ministerio de Desarrollo Social y el Instituto de Viviendas trabajan de manera articulada para acondicionar el Club de Viviendas para recibir eventuales casos de COVID-19 que no requieran internación. “Hasta ahora, no hay casos positivos en las residencias de adultos mayores públicas. Esto es gracias a que tomamos las medidas sanitarias más estrictas y logramos, con mucho esfuerzo, establecer el mono empleo del personal, lo que quiere decir que los empleados no trabajan el otras entidades”, explicó la funcionaria en diálogo con Radio Provincia.

Medidas estrictas

Desde el inicio de la pandemia se adoptó el protocolo de Salud de la Nación, luego han salido específicamente las prerrogativas específicas para las residencias de adultos mayores que se han implementado en la provincia. En el Chaco, las instituciones públicas son el San José, Nuestra Señora de la Esperanza, en Resistencia; y otras 20 en todo el interior. Además, la ONG Santa Rita tiene convenio con la Subsecretaría de Adultos Mayores, que hace cumplir el protocolo a rajatablas

“Todas las medidas de bioseguridad al máximo, con el equipo Centinela del Ministerio de Salud acompañando, desde la semana pasada tras el pedido de la Subsecretaría para tener la mirada y el control necesario”, puntualizó Aboitiz. Desde el primer momento, el personal se cambia la ropa y se mide la temperatura al ingresar, además de garantizar todos los elementos de seguridad para cuidar tanto a los trabajadores como a los adultos mayores, que integran el principal grupo de riesgo.

Denuncias crecientes

Con el dictado del Decreto N° 497/20, se creó el programa de asistencia integral para las personas adultas mayores, donde a través de la línea gratuita 108, que funciona de 6:30 a 24 horas, y por mensajes al 3625-191003. Por estas vías, se brinda asistencia con alimentos, vacunación en domicilio o gestión documentaria, entre otras.

En este sentido, la subsecretaria advirtió que se han duplicado los llamados al 108 denunciando abandono o maltratos en el último mes. “Pasamos de 30 a 54 denuncias”, indicó Aboitiz y apuntó: “Los adultos mayores son víctimas de abandono y maltrato por parte de sus hijos e hijas, donde le quitan la tarjeta para el cobro de haberes, por ejemplo”.

Uno de los casos se hizo público, ya que la víctima permanecía sin recibir alimentos y ahora se encuentra pasando los días en el Hogar Santa Rita, recuperándose del daño  recibido. “Estamos trabajando en su deterioro cognitivo, dándole afecto y contención que era justamente lo que no estaba recibiendo por parte de su familia”, agregó Aboitiz.,

La subsecretaria instó a realizar las denuncias correspondientes a la línea 108 para activar la intervención del equipo interdisciplinario y todos los estamentos del Estado que pueden darle la respuesta que el adulto mayor necesita. Una vez concretada la denuncia, comienza la intervención: se comienza sacando a la víctima del circuito de la violencia, primero buscando alguna parte de la familia que pueda actuar como continente o, de no ser posible, institucionalizando al adulto mayor. “En algunos casos, nos encontramos hasta con vecinos que asisten a la persona en cuestión y en ese caso se combina con el voluntariado más cercano para que pueda tener un servicio de viandas”, explicó.

También podria interesarte