Alzheimer: un análisis de sangre predice su aparición

Por

Científicos suecos y estadounidenses publicaron un prometedor estudio científico de un test sanguíneo más simple, asequible y ampliamente disponible para todas las personas que deseen saber si van a desarrollar la enfermedad.

Un análisis de sangre recientemente desarrollado por científicos suecos y estadounidenses que estudian la enfermedad de Alzheimer ha diagnosticado la enfermedad con tanta precisión como los métodos que son mucho más caros o invasivos, informaron los científicos hoy, un paso significativo hacia un objetivo a largo plazo para pacientes, médicos e investigadores de demencia.

El examen tiene el potencial de hacer que el diagnóstico sea más simple, más asequible y ampliamente disponible para todas las personas. La clave del mismo radica en que la prueba determinó si las personas con demencia tenían Alzheimer en lugar de otra afección. Y también identificó signos de la enfermedad degenerativa y mortal 20 años antes de que se esperan problemas de memoria y pensamiento en personas con una mutación genética que causa la enfermedad de Alzheimer, según una investigación publicada en Jama y presentada en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer.

La prueba fue 96 por ciento precisa para determinar si las personas con demencia tenían Alzheimer en lugar de otros trastornos neurodegenerativos, dijo el doctor Oskar Hansson, autor principal del estudio y profesor de investigación de memoria clínica en la Universidad de Lund en Suecia. Esa actuación, en un grupo de casi 700 personas de Suecia, fue similar a las tomografías PET y los golpes espinales, y fue mejor que las imágenes por resonancia magnética y los análisis de sangre para amiloide, otra forma de tau y un tercer tipo de biomarcador neurológico llamado cadena ligera de neurofilamento.

Las personas con Alzheimer tenían siete veces más de la proteína tau, llamada p-tau217, que la prueba midió que las personas sin demencia o aquellas con otros trastornos neurológicos, como la demencia frontotemporal, la demencia vascular o la enfermedad de Parkinson, agregó Hansson.

Los expertos que publicaron el estudio afirman que el test podría estar disponible para uso clínico en tan solo dos o tres años, proporcionando una forma fácilmente accesible para diagnosticar si las personas con problemas cognitivos experimentaban Alzheimer, en lugar de otro tipo de demencia. Además, un análisis de sangre como este también podría usarse para predecir si alguien sin síntomas desarrollaría Alzheimer.

Este análisis de sangre predice de manera muy precisa quién tiene la enfermedad de Alzheimer en el cerebro, incluidas las personas que parecen ser normales. No es una cura, no es un tratamiento, pero no se puede tratar la enfermedad sin poder diagnosticarla”. Y el diagnóstico preciso y de bajo costo es realmente emocionante, por lo que es un gran avance”, explicó el doctor Michael Weiner, investigador de la enfermedad de Alzheimer en la Universidad de California, San Francisco”.

También podria interesarte