Argentinos venció a Independiente y también es puntero

Por

El equipo de Sebastián Beccacece pagó sobre el final el hombre de menos con el que jugó todo el complemento, debido a la exagerada expulsión del colombiano Andrés Roa sobre el final de la primera parte por una infracción sobre Francis Mac Allister. Para colmo, durante la jugada de gol del Bicho, Independiente contaba con nueve jugadores, ya que Pablo Pérez estaba a un costado siendo atendido por el cuerpo médico.

Con esta victoria, Argentinos (21 puntos) alcanzó a Boca en la cima del campeonato e Independiente (13) se quedó momentáneamente afuera de la zona de clasificación de copas internacionales. Esta fue la segunda caída seguida del Rojo, que volvió a retirarse del campo de juego con una buena cantidad de silbatinas de parte de sus hinchas.

El conjunto dirigido por Diego Dabove se llevó los tres puntos de Avellaneda como resultado de un planteo inteligente y de la falta de ejecución del dueño de casa en los pasajes que gozó del control del juego, principalmente en el la primera mitad. El complemento fue todo de la visita, más allá de la carencia de ideas y de una tarde complicada de sus jugadores más creativos.

Independiente se hizo dueño de la pelota en los primeros minutos por su idea de defenderse desde la posesión pero también porque Argentinos apostó a la salida rápida de Damián Batallini y de Gabriel Hauche, de opaca actuación.

De hecho, el visitante aprovechó algunos errores en las pelotas paradas ejecutadas por los locales y salió en velocidad, lo que derivó en tres amonestaciones (Pablo Pérez, Sebastián Palacios y Fabricio Bustos) en menos de 20 minutos y luego en la expulsión de Roa tras una falta leve sobre Francis Mac Allister.

El Bicho aprovechó el hombre de más desde el arranque del complemento, con el adelantamiento de sus líneas y mostrándose más ofensivo al momento de disputar la pelota, a diferencia del tiempo anterior.

 

Y tuvo su premio por animarse a más cuando ejecutó de gran forma una pelota parada y Elías Gómez convirtió el 1-0 con un remate de tres dedos sobre el primer palo de Campaña, quien apostó a cortar el centro, uno que nunca llegó.

También podria interesarte