Así quedó la embajada argentina en El Líbano tras la explosión

Por

La fuerte explosión que sacudió la capital del Líbano este martes también causó grandes destrozos en la embajada argentina. No se reportaron heridos entre el personal diplomático.

El edificio, que es alquilado por el Estado argentino, está ubicado en la zona de Achrafieh, en la calle Sursock 161, cerca del epicentro del siniestro. Afortunadamente, el embajador Mauricio Alice no vive allí.

En las imágenes tomadas tras la explosión se puede observar cómo grandes pedazos de mampostería se desprendieron de las paredes, al tiempo que también se cayó parte del techo. Varios muebles y puertas de madera también quedaron destrozados, al igual que casi todos los vidrios.

“La Cancillería informa que el edificio donde se encuentra la Embajada argentina en la República Libanesa ha sido dañado gravemente en su interior debido a las explosiones ocurridas en el puerto de Beirut, aunque no se registraron por el momento heridos ni víctimas fatales entre el personal de nuestra representación, el cual se encuentra abocado a las tareas consulares de emergencia”, dice el comunicado oficial difundido por la Cancillería.

Y agrega: “La Embajada argentina en Beirut ha informado que por el momento tampoco heridos y víctimas fatales de las explosiones en la comunidad argentina de la capital libanesa”.

En sintonía con el comunicado, Mauricio Alice, embajador argentino, explicó en un audio enviado desde el lugar de los hechos: “Las oficinas se encuentran severamente dañadas. Atento a que el personal ya había retirado solos se han registrado daños materiales”. Y confirmó que por el momento no hay víctimas argentinas.

“Se está realizando un seguimiento exhaustivo de la situación. Existen restricciones para el acceso al barrio donde se encuentran las oficinas de la embajada”, completó.

La detonación, que comenzó por un incendio en un almacén del puerto donde había explosivos incautados, se sintió en toda la ciudad y produjo una inmensa columna de humo negro visible a varios kilómetros de distancia.

“Se está realizando un seguimiento exhaustivo de la situación. Existen restricciones para el acceso al barrio donde se encuentran las oficinas de la embajada”, completó.

La detonación, que comenzó por un incendio en un almacén del puerto donde había explosivos incautados, se sintió en toda la ciudad y produjo una inmensa columna de humo negro visible a varios kilómetros de distancia.

Según reportaron los medios locales, los hogares que se encontraban a una distancia de hasta 10 kilómetros de distancia resultaron dañados, con balcones derrumbados y vidrios destruidos.

También podria interesarte