Beccacece ya no es técnico de Independiente

Por

Bastaron 16 partidos para que Sebastián Beccacece deje de ser el entrenador de Independiente. Tras una reunión con Hugo y Pablo Moyano, presidente y vice del club, el DT acordó este sábado por la mañana su salida de Avellaneda. El detonante fue la derrota del viernes ante Lanús por 2-0 en cuartos de final de la Copa Argentina, que significó el fin de las esperanzas rojas de clasificarse a la Libertadores del año que viene.

La salida es de común acuerdo por no haber alcanzado los objetivos planteados. No estamos donde creemos que tendríamos que haber estado. Cuando se gana, no se ganan puntos, se gana tiempo“, relató Beccacece en la conferencia de prensa brindada tras el breve encuentro con los dirigentes.

Beccacece llegó a Independiente gracias a una gran etapa en Defensa y Justicia coronada con el subcampeonato de la Superliga 2018/2019, tomando el lugar del saliente Ariel Holan, quien sintió el desgaste de dos años y medio en el cargo, donde supo obtener la Sudamericana de 2017 y la Suruga Bank japonesa en 2018.

El estratega rosarino no logró imponerle su impronta a un equipo nuevo, que tuvo muchas incorporaciones durante el receso: los ex Defensa Alexander Barboza, Gastón Togni y Domingo Blanco, el colombiano ex Huracán Andrés Roa, el ex Talleres Sebastián Palacios, el ex Aldosivi Cristian Chávez y el mediocampista Lucas Romero, quien arribó desde Cruzeiro.

“Teníamos los jugadores para desarrollar lo que queríamos pero lo hicimos por períodos muy cortos y no de manera constante. Lo que más me duele no haber respondido a la expectativa de la gente“, agregó el ex conductor rojo.

El ciclo de Beccacece en Independiente pareció nunca poder superar la temprana frustración por la eliminación de la Copa Sudamericana en el que fuera recién su quinto partido en el club (ante Independiente del Valle de Ecuador). De allí en más, el irregular andar en la Superliga (cuatro triunfos, un empate y cuatro derrotas), la mala relación con algunos jugadores como Pablo Pérez y la impaciencia de una hinchada que suma muchos años de frustraciones, derivó en que la caída ante Lanús sea la apresurada conclusión de la era del DT en Avellaneda.

También podria interesarte