Canje de deuda: la aceptación ronda el 40%

Por

El Gobierno buscaría seguir negociando hasta el 22 de mayo próximo, la fecha de máximo plazo que tiene para evitar el default.

El canje de deuda por unos US$ 66.000 millones lanzado por la Argentina venció hoy y, como no se alcanzó el nivel necesario de adhesión, el Gobierno continuará negociaciones con los fondos de inversión al menos durante dos semanas.

La aceptación de la propuesta no habría llegado al 40%, según datos preliminares que maneja el mercado.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ya tiene los datos sobre el nivel de aceptación, que fue alto entre los tenedores locales, pero sumó rechazo generalizado de los grandes fondos de inversión internacionales, que buscan una mejora de la propuesta.

Guzmán analizará la aceptación que tuvo cada serie de bonos y si decide hacer modificaciones en la propuesta, indicaron fuentes del Palacio de Hacienda.

El Gobierno buscaría seguir negociando hasta el 22 de mayo próximo, la fecha de máximo plazo que tiene para evitar el default, cuando vencen los 30 días de gracia para el pago de US$ 503 millones de intereses de los bonos globales 21, 26 y 46.

Según fuentes del mercado, la propuesta habría logrado una aceptación próxima al 40%, pero lejos del 65% necesario para imponer el canje de títulos.

En el mercado local los tenedores de deuda en dólares aceptaron en un gran porcentaje el canje, pero los títulos en manos de inversores argentinos representan menos del 10% del total de US$ 66.000 millones de la propuesta de reestructuración.

Guzmán reiteró que el Gobierno “mantiene abierto el diálogo con los acreedores”, lo que se interpretó como que continuarán las negociaciones con los bonistas. La reacción del mercado, que mostró una recuperación, indica que habrá 15 días más para intentar un acuerdo.

Guzmán aseguró que la Argentina está “abierta al diálogo” con los bonistas. “Apreciamos que parte de nuestros acreedores ya la hayan aceptado”, sostuvo el funcionario.

En declaraciones a la agencia Bloomberg, Guzmán dijo que “en el Gobierno continuamos trabajando para lograr el objetivo de restablecer la sostenibilidad de la deuda, volver a poner al país de pie y establecer una relación sostenible y duradera con nuestros acreedores”.

La propuesta oficial es recortar un 62% de intereses, un 5,4% de capital y tres años de gracia. La posibilidad de un acuerdo era remota tras el rechazo de los tres principales grupos de bonistas a la propuesta oficial.

“Estamos dispuestos a considerar cualquier combinación de reducción de intereses, reducción de capital, extensión y vencimiento del periodo de gracia que respete las limitaciones que definen lo que es sostenible”, señaló Guzmán.

También podria interesarte