Cómo funciona la “Universidad del Tango”

Por

Barrios de tango casi por excelencia, Almagro, San Cristóbal y Balvanera representaron desde siempre, y como pocos, lo mejor del espíritu porteño. Por lo tanto, no resulta extraño que en el límite donde se unen, en Agrelo al 3200, funcione el Centro Educativo del Tango de Buenos Aires (Cetba), la denominada Universidad del Tango. Se trata de un espacio educativo no formal, pero que depende del Ministerio de Educación porteño, que fue fundado en 1992 por la pareja de bailarines de tango compuesta por Gloria y Rodolfo Dinzel. Referentes indiscutidos de esa disciplina, y creadores del Sistema Dinzel. Un método de enseñanza de la tradicional danza porteña que nació a partir del estudio y decodificación de ese arte popular. Los Dinzel, por otra parte, integraron el elenco que presentó el espectáculo Tango Argentino en Broadway, desde 1985 a 1989, el espectáculo coreográfico que sirvió para relanzar el tango a nivel mundial otra vez. Además de enseñar a bailar tango a partir de ese método, en el lugar, que funciona en horario nocturno en la Escuela República del Paraguay, también se dictan clases de Historia y Panorama Actual del Tango, de Letrística y Poéticas de la disciplina, y Musicalizador, DJ (ver aparte). Las actividades son gratuitas y abiertas a todas las edades. “Los alumnos que egresan cuentan con las herramientas necesarias tanto para ser instructores de tango como para armar o musicalizar una milonga”, afirma Alejandra Codazzi, coordinadora del Cetba. “En total asisten entre 350 y 400 alumnos, muchos de los cuales son extranjeros. Aprenden a bailar tango y después lo enseñan en sus países. Hay franceses, alemanes, españoles y colombianos, entre otros. El lugar, además, se caracteriza por enseñar ambos roles de la pareja de baile a los alumnos”, agrega. Allí se vive el tango de una manera muy especial, tal como si se tratara de una carrera universitaria tradicional. El nivel de los profesores, todos relacionados con la disciplina, como el interés que despierta en los alumnos se percibe en las aulas y pasillos. En el salón de actos de la escuela, por ejemplo, los alumnos “le sacan viruta al piso” o ensayan los pasos aprendidos en la clase anterior. Otros, en cambio, usan como pista los amplios pasillos de la escuela porteña. El equipo de trabajo del Cetba se completa con Eric Dinzel, al frente de la dirección de Tango Danza; Laura Murphy, en la misma especialidad; Gabriel Soria, presidente de la Academia Nacional de Tango, coordina el Instructorado Tango Historia; y Juan Pablo Güerri, se encuentra al frente de la asesoría pedagógica del lugar. Matías Mauricio, dirige, en tanto, las clases de Poética y Letrística del tango. La directora del Museo Casa de Carlos Gardel, Marina Cañardo, dicta materias en la cátedra de Historia del Tango.

También podria interesarte