Dejó el camión abierto y le robaron $150.000

Por

En la denuncia fue el propio trabajador de Corrientes, quien indicó que había bajado unos minutos del vehículo sin trabar la puerta. Al volver vio que alguien se llevó una mochila en la que estaba la importante suma de dinero. Analizan filmaciones de cámaras de video.

Un ca­mio­ne­ro de­nun­ció ayer el ro­bo de una im­por­tan­te su­ma de di­ne­ro que se en­con­tra­ba den­tro del ve­hí­cu­lo, cuan­do fue hur­ta­do por al­gún des­co­no­ci­do mien­tras el tra­ba­ja­dor se en­con­tra­ba ba­jan­do mer­ca­de­ría en un su­per­mer­ca­do ca­pi­ta­li­no.

El in­for­me po­li­cial in­di­có que se tra­ta de la su­ma de 150 mil pe­sos que es­ta­ban den­tro del bol­so jun­to al te­lé­fo­no ce­lu­lar y la lla­ve de la mo­to­ci­cle­ta del tra­ba­ja­dor.

Al res­pec­to, fue el mis­mo re­par­ti­dor quien ad­mi­tió que ha­bía de­ja­do la puer­ta abier­ta sin la tra­ba de se­gu­ri­dad, por lo que el ca­so es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do co­mo un pre­sun­to hur­to, un de­li­to me­nor, ya que no se ejer­ció vio­len­cia pa­ra per­pe­trar­lo.

El in­for­me po­li­cial de­ta­lló que al­re­de­dor de las 12, el tra­ba­ja­dor de 24 años, de ape­lli­do Oje­da, lle­gó a un su­per­mer­ca­do ubi­ca­do por ave­ni­da Sar­mien­to en in­me­dia­cio­nes a ca­lle La Pam­pa.

Se­gún di­jo, es­tu­vo le­jos del ca­mión du­ran­te un bre­ve lap­so de tiem­po y al vol­ver ad­vir­tió que la puer­ta que de­jó sin se­gu­ro, es­ta­ba abier­ta.

Así es que pu­do ver que ya no es­ta­ba den­tro la mo­chi­la.

An­te ello no le que­dó más op­ción que lla­mar a la Po­li­cí­a, por lo que la co­mi­sa­ría de la ju­ris­dic­ción en­vió per­so­nal ha­cia el co­mer­cio ca­pi­ta­li­no.

An­te ello se co­men­zó a re­a­li­zar un se­gui­mien­to a las cá­ma­ras de se­gu­ri­dad pa­ra in­ten­tar con­se­guir al­gu­nas imá­ge­nes que sir­van de pis­ta pa­ra la pes­qui­sa e in­ten­tar es­cla­re­cer el ro­bo del di­ne­ro que per­te­ne­cía a la re­cau­da­ción de la em­pre­sa pa­ra la que tra­ba­ja Oje­da.

Lo cier­to es que no se tra­ta del pri­mer ro­bo de es­tas ca­rac­te­rís­ti­cas y ya son va­rios de­li­tos en los que gran­des su­mas de di­ne­ro son hur­ta­das.

También podria interesarte