Diputados aprobó la “Ley de Solidaridad”

Por

La Cámara de Diputados de la Nación aprobó en sesión extraordinaria el proyecto de ley presentado por el Gobierno de Alberto Fernández que declara la emergencia pública en nueve áreas del Estado. El debate comenzó a las 15 horas de este jueves y se extendió durante toda la madrugada del viernes 20 de deiciembre: pasadas las 6.30, el proyecto recogió 134 votos a favor, 110 en contra y no tuvo abstenciones. La iniciativa tuvo el apoyo total del Frente de Todos, que sumó además los respaldos de los interbloques Federal (encabezado por Eduardo “Bali” Bucca) y Unidad Federal para el Desarrollo (de José Luis Ramón). Juntos por el Cambio y el Frente de Izquierda habían anticipado su rechazo en la previa, y sus bloques tampoco aportaron al quórum, que se logró con el número justo de 129. El proyecto Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública será enviado al Senado, que se reuniría en sesiones extraordinarias este viernes 20 de diciembre para dar sanción a la normativa en pos de su entrada en vigor antes de fin de año.

El presidente Alberto Fernández, entre tanto, había sugerido al presidente del interbloque oficialista de diputados, Máximo Kirchner, “mejorar la ley que se está tratando”. “Solo nos importa que la solidaridad de los que más tienen ayude a aumentar los recursos para mejorar la situación de quienes la están pasando mal”, dijo Fernández en las redes sociales, momentos antes del comienzo de la sesión. “Queremos ser claros y transparentes en nuestros propósitos”, dijo el mandatario. “Solo nos importa que la solidaridad de los que más tienen ayude a aumentar los recursos para mejorar la situación de quienes la están pasando mal”. Agregó que el Frente de Todos contaba “con los votos necesarios para aprobar el proyecto de ley en su actual versión” pero que “queremos construir confianza entre todos y todas y que nadie dude de nuestros propósitos sinceros”.

El diputado nacional del Frente de Todos Carlos Heller, quien juró en su banca este jueves en reemplazo de Juan Cabandié, defendió el proyecto y enfatizó que “el escenario recibido plantea urgencias” que hay que atender. “En materia financiera, los compromisos heredados de la deuda resultan absolutamente insostenibles y requieren recuperar esa sostenibilidad. El anterior gobierno tuvo que plantear el reperfilamiento porque los hechos demostraron que la deuda tal como estaba contraída era imposible de pagar”, indicó. Fernanda Vallejos, del Frente de Todos, señaló que el proyecto “convoca a todos y todas a construir esa nueva unidad basada en la solidaridad” y advirtió: “Es difícil pensar que quienes han gobernado el país estos cuatro años puedan eludir la responsabilidad por esta emergencia económica, social y financiera”. “Estamos acá porque nos dejaron con un 40% de pobreza”, remarcó el oficialista Marcos Cleri, a su turno, tras lo cual aseguró que “esta emergencia que va a delegar facultades es por un período determinado, es un año, y con el control que el Congreso va a tener que realizar”. Los diputados de Juntos por el Cambio hicieron hincapié en la idea de que el proyecto impone un “ajuste” y cuestionó sobre todo la delegación de facultades del Congreso al Poder Ejecutivo, herramienta conocida popularmente como “superpoderes”. El jefe del interbloque opositor, Mario Negri, anticipó mediante un comunicado los ejes centrales de su discurso de cierre y afirmó que “el Gobierno busca un ajuste equivalente al 2% del PBI con este proyecto, pero no lo dice e intenta disfrazarlo”. “Para no perjudicar a los jubilados deben dejar la fórmula que está o proponer otra en reemplazo, lo que no pueden hacer es suspender todo y llevarse la facultad de aumentarles o no”, alertó, en referencia a la polémica por la suspensión de la Ley de Movilidad.

También podria interesarte