El fútbol argentino, de suspensión en suspensión

Por

La videoconferencia convocada por Tinelli, presidente de la LPF, debió ser cancelada. Se iban a tratar temas como el nuevo torneo, la fecha del regreso a las prácticas y los contratos televisivos.

El creciente impacto de la pandemia de coronavirus obligó este viernes a los dirigentes del fútbol argentino a suspender, una vez más, la reunión que iban a desarrollar de manera virtual para coordinar la vuelta de los entrenamientos y de la actividad en general.

La fallida reunión había sido propuesta por el presidente de la Liga Profesional, Marcelo Tinelli, y estaba prevista para este viernes desde las 16. Uno de los puntos fuertes a tratar era el regreso a las prácticas, una iniciativa que ya tomó forma en la mayoría de los países sudamericanos, pero que localmente se mantiene en la incertidumbre por el aumento de contagios en los últimos días en el AMBA.

El que también iba a participar del cónclave era el presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, quien tenía previsto además reunirse la semana próxima con el Ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, tras suspender el encuentro programado para el lunes pasado. Pero la misma también quedó en suspenso.

Así las cosas, la fecha para la vuelta de los entrenamientos, que estaba prevista para el 3 de agosto para así poder retomar la actividad en septiembre, sigue siendo una incógnita, al menos hasta nuevo aviso.

Otros de los puntos que iban a tratarse este viernes eran la organización de los torneos, incluido el certamen “express” que se realizará en lo que queda de año, y hasta los derechos de televisación y merchandising, pero todo quedará para después de la reunión que mantendrá Tapia con González García. El reparto del dinero de la TV y la venta de los derechos internacionales, que vencieron el pasado 30 de junio, están aún por resolverse.

El contrato por los derechos estaba en manos de la empresa Torneos con una recaudación anual de de los clubes de 5 millones de dólares, pero los dirigentes quieren llevar ese ingreso a un valor de entre 12 y 15 millones.

Esta semana, el médico infectólogo Pedro Cahn, quien forma parte del cuerpo de especialistas que asesora al presidente Alberto Fernández, había señalado en una videoconferencia que mantuvo con Tapia y su comitiva que “resulta utópico pensar en viajes internacionales para jugar en otros países”, en referencia a la vuelta de las Copa Libertadores, agendada para el 17 de septiembre.

La decisión de la Conmebol de fijar la fecha de regreso de los certámenes internacionales precipitó los planes de las autoridades del fútbol argentino, ya que cinco clubes del ámbito local participan del certamen, incluidos tres muy influyentes como River, Racing y Boca (además compiten Defensa y Justicia y Tigre).

También podria interesarte