El gobierno recibió a la escuela de Salvamento acuático

Por

Autoridades del Ministerio de Gobierno se reunieron con miembros de la filial Chaco del Sindicato Único de Guardavidas y Agines de la República Argentina (SUGARA), para trabajar en la reglamentación de la ley nacional de guardavidas en el Chaco.

Estuvieron presentes en la reunión el subsecretario de Gobierno José María Quirós y Gabriel Aucar, guardavidas de la Escuela de Guardavidas de la provincia del Chaco.

“Se viene el verano y la gente quiere ir a un lugar a disfrutar del aire libre y bañarse, lo que amerita que haya personal capacitado para velar por la seguridad de la familia”, expresó Quirós, al informar que se recepionó la inquietud de la asociación, entendiendo que se trata de un tema muy sensible. “Desde el punto de vista de las estadísticas que se están manejando de pérdida de vidas humanas en temporada estival”, dijo

El funcionario consideró que se debe realizar un trabajo integral desde distintas áreas del Estado para “lograr una adecuada reglamentación que sirva para mejorar la prestación del servicio que esta Escuela de Guardavidas brinda a través de la asociación civil”.

Quirós destacó la oportunidad para trabajar en una mejora para el marco normativo de la actividad, que va desde colonias de vacaciones, clubes hasta cursos de agua como lagunas o ríos. “Queremos sobre todo llevar claridad y seguridad respecto de responsabilidades civiles que pudieran devenir producto de accidentes o situaciones que tienen que ver con el uso de esos espacios”, concluyó el funcionario.

Por otro lado, Aucar marcó el objetivo de trabajar en conjunto con la Provincia para buscar los nexos para que se logre esta reglamentación de la ley nacional. “Queremos poder trabajar en los espejos de agua que tenemos a lo largo de la provincia, como son las piletas, lagunas y ríos. Por eso proponemos que haya personas capacitadas e idóneas en los lugares donde la gente elige para esparcimiento, vacaciones o simplemente ir a refrescarse por las altas temperaturas”, expresó.

En este sentido, hizo hincapié en la necesidad de “profesionales egresados de la Escuela trabajen en los lugares que les corresponde, para brindar un servicio de excelencia a la comunidad”.

La Escuela de guardavidas tiene un promedio de 30 alumnos que egresan anualmente de los cursos que brindamos. ·No tenemos una reglamentación que habilite que estos alumnos que se reciben y que pasan a ser guardavidas profesionales puedan tener un trabajo digno dentro de estos espejos de agua con que contamos en el Chaco. La idea es poder ingresar con nuestros guardavidas a todos esos espacios que tiene la provincia y así poder brindar un mejor servicio”, aseguró Gabriel Aucar.

También podria interesarte