El Paraná sigue bajando y peligra el abastecimiento de combustible

Por

El presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines del Chaco (Cecach), Oscar Gaona, advirtió que el desabastecimiento se agravó en la provincia, sobre todo en las bocas de expendio de Shell, por la histórica bajante del río Paraná que impide la llegada de barcazas que transportan combustibles. En el interior, escasea el gasoil y hay estaciones que pasan hasta tres días sin productos.

“La situación es realmente grave, con desabastecimiento de 12 hasta 24 horas en Resistencia, principalmente en estaciones de servicio Shell; y se están dando algunos casos de faltante de productos durante 12 horas en estaciones de la red YPF”, describió ayer en diálogo con NORTE.

El empresario precisó que los faltantes más notorios son de nafta súper, la de mayor demanda, y también de naftas premium; y recordó que el escenario comenzó a agravarse desde principios de agosto y no tiene perspectivas de solución hasta pasada la mitad de este mes de octubre.

“Estamos viendo que empiezan a aparecer los picos colgados (en los surtidores) y colas de vehículos cuando no hay producto y están esperando hasta que ingresen los camiones a reabastecer”, expuso.

Más complicaciones para Shell

Según reveló el titular de Cecach, la situación de la petrolera Shell se agrava tanto en estaciones de la capital chaqueña como en el interior, porque tiene una menor flota terrestre para abastecer a sus bocas de expendio en esta parte del país.

La petrolera tiene tres depósitos sobre el río Paraná: uno en Puerto Vilelas (que lleva dos meses sin operar), otro en el Puerto de Santa Fe y el último en Arroyo Seco. En todos se presenta actualmente el mismo problema de bajante e inconvenientes para la navegabilidad e ingreso de barcazas.

“YPF tiene una flota más numerosa de camiones y alcanza a suplir el abastecimiento, aunque hay casos concretos en que faltan productos por algunas horas”, contrastó Gaona, y dijo que en el relevamiento que hace la entidad que conduce, la mayor cantidad de reclamos por falta de productos es de las estaciones que tienen bandera de la petrolera anglo-holandesa. “En el interior hay estaciones de Shell que pasan hasta tres días sin combustible”, precisó.

A la vez, reveló que los mayores problemas se presentan con los productos diésel, los que “se importan, porque Argentina demanda más de lo que puede producir, y no están amparados por el congelamiento de precios”. Entonces, se pagan al valor actual del dólar (60 pesos) y a precio internacional, por lo cual las petroleras tratan de evitar comprar barcos de diésel y eso hace que se frene el abastecimiento en las estaciones.

En este caso, los faltantes más notorios son en el gasoil económico, que se usa para el transporte, el agro y la industria. “Las capitales de provincia sienten menos el desabastecimiento de diésel, pero en el interior la demanda es mayor por lo que se generan muchas quejas”, contrastó Gaona.

También podria interesarte