Golpes. celulares y gresca en la Comisaría Séptima

Por

Germán Ayala, de 21 años, uno de los detenidos por el ASESINATO del periodista Marcos Misiaszek cometido el último sábado en la zona sur de Resistencia, estuvo a punto de ser linchado por otros presos en la Comisaría Séptima.

Los guardias informaron que debieron irrumpir en la celda 3 cuando varios de los detenidos lo atacaban a golpes.

Como resultado, 6 presos debieron ser trasladados a otras comisarías, entre ellos Ayala, que fue alojado en la Primera de Fontana.

Los policías requisaron la celda y encontraron dos “facas”.

Más tarde se “filtró” un video de la agresión, en el que se observa al menos a 2 internos golpear y arrojarle agua caliente a Ayala mientras uno advertía “pará, lo vas a matar”, otro alentaba “encajale una puñalada”.

Las imágenes demuestran que el ataque no guardaba relación con el crimen de Misiaszek, sino con el hecho de haberlo reconocido como un “rata” que “le roba a la familia de los presos”.

A raíz de la aparición del video, se realizó otra requisa que terminó pasada a la medianoche con el secuestro de una “chuza” en la celda 4 y el traslado de uno de los detenidos, que solicitó ser alojado en otra dependencia por temor a ser atacado por otros 2 con los que mantenía mala relación. El aparato con el que se grabó el video, aparentemente no fue hallado.

imagen HDP NOTICIAS

También podria interesarte