Gym: ultiman detalles para reabrir

Por

Florencia Muñoz es una de las referentes de Gimnasios Unidos, una agrupación que nació tras iniciada la cuarentena y que reúne a cerca de 300 gimnasios del Chaco. Para evitar la propagación de la COVID-19, las autoridades nacionales y provinciales dispusieron el aislamiento social obligatorio, además del cierre de centros de esparcimiento y de lugares cerrados que impliquen la aglomeración de personas. Los gimnasios están incluidos dentro de ese grupo. Sin embargo, pronto podrán abrir sus puertas bajo un estricto protocolo.

Muñoz, en diálogo con Radio Provincia, aseguró que el sector está “ansioso” por la “posibilidad cercana de abrir nuestros locales”. En ese marco, recordó que un gimnasio “tienen una doble misión en la sociedad. Por un lado ser agentes de salud, muy importantes en etapas como ésta, en donde existe una necesidad de la sociedad de asistir al gimnasio para prevenir situaciones que ya especialistas advierten que pueden surgir por el encierro. Por ejemplo, el insomnio, el estrés, la angustia, la depresión”.

“Más allá de la necesidad de abrir como cualquier comercio, también el dueño del alquiler necesita que trabajemos para poder pagarles, así como cada uno de los profes que mantienen a su familia. Para nosotros en una gran función en la sociedad mantener a personas en estado saludable a nivel nutricional y físico”, comentó.

En este marco, Muñoz -de quien dependen 25 trabajadores- participó de los distintos encuentros con autoridades provinciales para la elaboración y puesta a punto del protocolo sanitario. “Durante la semana pasada hemos tenido contacto muy directo con la provincia, nos han escuchado. Sabemos que ninguna ayuda es suficiente, pero que tampoco el gobierno es mago. Hay esfuerzo de todos”, indicó.

“La provincia nos acompañó y estuvo cerca, y en esta última reunión se trataron temas puntuales, más concretos. Nos demostraron que existe interés por parte de ellos de que el comercio vuelva a funcionar”, agregó la emprendedora.

También podria interesarte